Impartirán curso de exorcismo a obispos y curas mexicanos

El especialista italiano Babolín que impartirá la cátedra asegura que para liberar a una persona se requieren 80 o 100 prácticas.
El sacerdote italiano visitó la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.
El sacerdote italiano visitó la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México. (Especial)

México

El exorcista italiano Sante Babolín impartirá esta semana un curso privado para obispos y sacerdotes sobre exorcismo en la Universidad Pontificia de México (UPM).

Mario Ángel Flores, rector de la UPM mencionó que hay aproximadamente 40 participantes de las distintas diócesis y quienes ya son exorcistas poseen una mayor capacitación teológica, práctica y conocen “el paso previo que debe haber entre psiquiatría y propiamente el exorcismo”.

Asimismo, mencionó, que “pueden haber manifestaciones muy cercanas a una posesión, digamos y se trata de un fenómeno estrictamente psiquiátrico que deben descartar  algunas manifestaciones comunes para descubrir el verdadero caso de posesión”

“El principio del mal es una realidad de nuestra experiencia, de nuestra sociedad y debe ser abordada también con una clara reflexión de la iglesia, reflexión bíblica teológica y  con elementos psiquiátricos, por eso este curso está acompañado por un psiquiatra mexicano de la Universidad Anáhuac y un teólogo que serán parte de la reflexión”, indicó el rector Flores.

Babolin afirmó en conferencia, en la Catedral Metropolitana, que para liberar a una persona se requieren 80 o 100 exorcismos, porque “la liberación nunca es inmediata, frecuentemente hay una, pero siempre se trata de un engaño del maligno, no es verdadera, solamente es un tentativo de este para convencerme de que la persona esta liberada y la deje”.

El sacerdote de 70 años aclaró: “No inicio una terapia exorcista si antes no tengo la opinión de un psiquiatra, toda persona que recibe exorcismo acude antes (con un especialista). Los exorcizados desde el punto de vista médico son los más sanos.

“Hay otros casos que nosotros llamamos casos mixtos, en este tipo de casos no hago exorcismo, solo acompaño a la persona a través de la práctica religiosa, la oración y la cura psiquiátrica. Hasta ahora hemos acompañado a más de 50 personas que fueron sanados con este método”, abundó.

Babolin, durante su visita a la Catedral Metropolitana, aseguró que “los ritos de exorcismo que ha realizado son mil 650, no a personas exorcizadas, porque una persona se libera normalmente no antes de 80 o 100 exorcismos, la liberación nunca es inmediata”

El sacerdote, quien realiza sus exorcismos en el santuario de la Virgen de las Gracias en el diócesis de Padua y tiene actualmente 12 personas a quienes les realiza un exorcismo por lo menos a la semana,  puntualizó que es casi imposible que una persona finja que esta poseída.

“Puede haber un enfermo psiquiátrico, pero está el criterio del exorcista, fingir es otra cosa, yo no hago ningún exorcismo si antes la persona no se presenta ante el psiquiatra, ésta tiene que hacer una consulta periódica con el psiquiatra, no le pregunto a la persona, hablo con el especialista, sigo mi protocolo, porque necesito tener la libertad de hablar con él, siempre con el permiso de la persona”, comentó Babolin.

También destacó que los síntomas que un individuo presenta antes de realizarse un exorcismo son como los de una histeria.