Modifican el atrio de San Judas Tadeo

El recinto construido por Ignacio Díaz Morales está catalogado de valor relevante. Las obras se realizan con respaldo del Ayuntamiento tapatío.

Guadalajara

El Templo de San Judas Tadeo, construido en 1980 por Ignacio Díaz Morales, considerado de valor relevante, está siendo intervenido sin el visto bueno de la Secretaría de Cultura de Jalisco (SC). De acuerdo con José Luis Moreno, secretario de Obras Públicas de Guadalajara, “La Arquidiócesis nos pidió un permiso para completar una arquería en todo lo que es enfrente del templo. Se autorizó construir unos arcos al frente, antes existían unos muros que obstruían el paso”.

Para Julio César Herrera Osuna, titular de la dirección de Patrimonio Artístico e Histórico de la SC, es una situación lamentable ya que las obras en San Judas Tadeo se están realizando a pesar de que la dependencia que él representa no dio el visto bueno. “Conocemos la propuesta y no dimos aprobación. Por un lado, la intervención se está dando en el atrio del templo, que es una propiedad del ayuntamiento. El problema es que el proyecto plantea que la parte techada se extendería hacia el atrio, de manera que allí sí alterará el inmueble realizado por Ignacio Díaz Morales. Hasta el momento sólo se está realizando una arquería”, subraya el funcionario, quien dice que en este caso “no podemos hacer que se detengan las obras, sólo manifestar que no dimos el visto bueno de esa intervención”. De manera contraria a este planteamiento José Luis Moreno asegura que “no estamos trabajando en el templo, estamos trabajando en un área que es la servidumbre de la calle” subraya. Por otro lado, este medio buscó al párroco responsable, Timoteo Madrigal, según datos proporcionados por la notaría, en diversos horarios. En algunas visitas no se le encontró y al localizarlo dijo que no tenía tiempo de atender alguna entrevista.

San Judas Tadeo es un templo que pertenece a la producción de la parte madura de Ignacio Díaz Morales. Anuar Kaiss Ariceaga, en el capítulo de Monografías de Arquitectos del Siglo XX, dedicada al destacado arquitecto señala que este recinto construido en la calle Luis Cabrera esquina con Paseo de los Filósofos en Guadalajara, lo realizó por encargo del Arzobispado de Guadalajara. Es de estilo modernista y lo erigió en sociedad con el ingeniero Carlos Petersen Biester y como en los casos de los templos de Jesús Niño y de María Reparadora, es un proyecto que sintetiza lo racional y lo regional. La obra se realizó entre los años 1978 y 1980”.

Trayectoria

Ignacio Díaz Morales obtuvo el título de ingeniero civil y arquitecto en 1928 en la Escuela libre de Ingenieros. Creó la Escuela Tapatía de Arquitectura con Luis Barragán y Rafael Urzúa. Trabajó con la compañía estadunidense Ferrocarril Sudpacífico y construyó las estaciones de Nogales y Guaymas.

Intervino en la conclusión del Templo Expiatorio y su plaza. En 1925 realizó la parroquia de Nuestra Señora de la Paz y el Seminario Conciliar, desarrolló el proyecto de Cruz de Plazas en el Centro Histórico de Guadalajara. De 1952 a 1960 realizó la restauración del Museo Regional y de los Torreones del Palacio de Gobierno en Guadalajara. De 1958 a 1960 construyó la Capilla para las Mercedarias, el Templo del Niño Jesús y el Templo de María Reparadora en Guadalajara. Fue el responsable de las remodelaciones de El Teatro Degollado, el Instituto Cultural Cabañas.

Fue profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Guadalajara. Entre las distinciones y premios que recibió están: Palmas académicas de la legión de honor de Francia 1951, Honorary Fellow por el American Institute of Architects de Orlando, Florida en 1987 y el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes en 1989.