La fe los une para hacer el bien

Miles de jóvenes de diferentess denominaciones religiosas en La Laguna se reúnen en sus iglesias para organizar actividades en beneficio de la comunidad.
Varios de ellos platicaron sus experiencias en la organización de grupos que coordinan actividades juveniles
Varios de ellos platicaron sus experiencias en la organización de grupos que coordinan actividades juveniles (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Jóvenes de diferentes denominaciones religiosas, se reúnen en sus iglesias para organizar actividades en beneficio de otras personas. Varios de ellos platicaron sus experiencias en la organización de grupos que coordinan actividades juveniles para hacer el bien en casas hogar, casas de retiro, escuelas y la comunidad en general.

Miriam Ciseña participa en muchas actividades de la catedral de Nuestra Señora de Guadalupe en la Diócesis de Gómez Palacio, Adín Mendoza es el líder de los grupos juveniles en la iglesia cristiana Antioquía que celebra actividades en las tres ciudades conurbadas.

Así mismo, Jorge Saucedo coordina a grupos diocesanos en Torreón, en 2015 realizarán actividades para celebrar el Año Jubilar del Obispo de Torreón José Guadalupe Galván, que tendrán lugar en verano y para viajar en 2016 a la Reunión Internacional de los Jóvenes en Cracovia, Polonia, donde se contará con la presencia del Papa Francisco I.


"COMO IGLESIA DEBEMOS PREDICAR LOS VALORES”, Miriam Ciseña, coordinadora del grupo de jóvenes,Renovación Juvenil en Espíritu Santo

Miriam Ciseña es una joven lagunera que acude todos los días a la catedral de Gómez Palacio para ayudar a los demás. Para ella su tarea juvenil es una fiesta religiosa, “estamos viviendo un tiempo para reflexionar y sobre todo de reflexionar sobre la llegada de Jesús. Ahora nos toca a nosotros como católicos cristianos esperarlo con amor”.

¿Cómo y cuándo fue a dar a la iglesia de Guadalupe?

"Le doy gracias a la familia Carrillo Llanes porque fueron pieza clave para que yo ingresara al movimiento”, Miriam Ciseña


Dios me puso a personas muy importantes en mi vida, le doy gracias a la familia Carrillo Llanes porque fueron pieza clave para que yo ingresara al movimiento de Renovación Carismática en el Espíritu Santo en Catedral Santa María de Guadalupe en Gómez Palacio, ingrese hace 3 años y medio.

¿Qué ha hecho desde entonces en la iglesia?
Conocer a Dios, siempre aprendemos algo nuevo, siempre te sorprenderás de las maravillas que hace en tu vida. Estoy poniendo en marcha los dones que recibí en mi bautismo.

Pertenezco a un movimiento y este tiene un proceso, primero hice un curso de evangelización después un crecimiento y ahorita estoy como servidora. Actualmente coordino el grupo de jóvenes y adolescentes, REJUVES (Renovación Juvenil en Espíritu Santo) hemos ido de misiones a las comunidades aledañas, como el Triunfo, Pastor Rouaix, Competencia entre otras.

También hemos llevado cursos de evangelización a comunidades de Gómez Palacio y aledañas , y como de costumbre tenemos grupo los sábados, crecimiento entre semana y asamblea de oración los viernes.

¿Qué satisfacción tiene al ayudar a más jóvenes que acuden a la iglesia?

Le doy gracias a Dios por ponerme ese cargo, ser pastora de ese rebaño es una satisfacción muy grande, cuando conoces a cada uno de ellos, su historia te gustaría ayudarlos de todas las maneras posibles, pero la misión que tenemos es guiarlos, si una oveja se te va, tienes que ir por ella que no sientan que por cometer errores no son dignos de Dios, Él es amor y quiere que estemos a su lado. Cada joven se ha vuelto muy importante en mi vida.

¿Se han perdido valores como compasión, solidaridad, fraternidad, amistad entre los jóvenes de hoy?
Pareciera como si los valores los hubiéramos guardado en una cajita muy dentro de nosotros, creo que la inseguridad y las tecnologías nos han orillado a eso, a no tener fe en las personas o preferir hablar por las redes que en persona. Como iglesia debemos predicar los valores, la amistad, solidaridad ser humildes y sobre todo ayudar al más necesitado, dar.


“SOMOS EL PRESENTE Y EL FUTURO DE LA IGLESIA”, Jorge Saucedo Comisión Diocesana de Torreón

“Son aproximadamente 5,000 jóvenes trabajando en 86 grupos ubicados en los 5 municipios de la Diócesis de Torreón y son coordinados por 8 jóvenes de distintos grupos que forman la Comisión Diocesana de Torreón” dijo Jorge Saucedo de esta Comisión y estudiante de la UIA Torreón que trabaja desde su grupo Salesianos, en la parroquia de María Auxiliadora ubicada en la calle Gaviotas de Fovissste en esta ciudad.

La comisión asesora y apoya a diversas agrupaciones para que entren en contacto con otras asociaciones y puedan desempeñar mejor su tarea altruista en las diversas parroquias de San Pedro de la Colonias, Francisco I. Madero, Torreón, Matamoros y Viesca, que forman la Diócesis.

Entre las tareas para este año, la comisión regalará un auto entre amigos para solventar los costos del viaje en 2016 para 25 personas que irán a la Asamblea Internacional para la Jornada Mundial por la Paz en Cracovia, Polonia y la participación en las fiestas por el Jubileo de Oro de Monseñor José Guadalupe Galván, Obispo de Torreón.

"Son casi 5 mil jóvenes trabajando en 86 grupos ubicados en los 5 municipios de la Diócesis de Torreón", Jorge Saucedo

En 2014 celebraron la reunión de los jóvenes para orar por la paz, fue en el Centro Saulo en abril, a la par que la celebración juvenil de Río de Janeiro, Brasil. En esta celebración estuvieron mil jóvenes que convivieron en un evento de paz, alegría al ver que Cristo da vida. Dijo Saucedo.

Los jóvenes tienen un espacio semanal en la revista Buena Nueva del obispado y están por lanzar su página web con el sello de los jóvenes laguneros de fe y esperanza.

En el año que terminó la comisión apostó por la formación, por conocer lo que hay en la misma diócesis, saber que hay más jóvenes que en otro lugar y al mismo tiempo tienen las mismas ilusiones, preguntas y actividades y que cuando coinciden en conciertos como el de Adoración y Alabanza, el rally con 500 participantes, la carrera 5 o los talleres para coordinadores, se descubren como jóvenes en la misma sintonía.

El trabajo se comparte con alegría cuando se conoce la realidad de la diócesis y no se planifica desde un escritorio, la comisión se relaciona con otros movimientos que tienen sus estructuras bien construidas, los acompaña y ayuda a que fortalezcan su trabajo en el Movimiento Familiar Cristiano, el movimiento Jornadas y otros.

La comisión trata de ayudar en la realización de iniciativas conforme al carisma de cada grupo para que el encuentro con Cristo ayude a quien más lo necesite. La comisión se reúne el tercer domingo de cada mes en la Vicaría Pastoral de la avenida Bravo y calle once y cuenta con el apoyo de los sacerdotes diocesanos que son, dijo Saucedo “parte fundamental en el trabajo de las comisiones juveniles, de quienes somos el presente y el futuro de la Iglesia y que hemos sido motivados por el Papa Francisco que nos da un lugar importante en la Iglesia”.


"EN ANTIOQUÍA PARTICIPAN ALREDEDOR DE 300 JÓVENES", Adín Mendoza, líder de los jóvenes de la iglesia cristiana Antioquía

“Antioquía tiene 25 años de un trabajo muy dinámico, diferente, hacemos actividades juveniles con un propósito específico en cada ocasión, es nuestra forma de innovar aunque los principios son los mismos, dijo Adín Mendoza, líder de los jóvenes de la iglesia cristiana que sesiona los domingos, a las 12:00 horas en el hotel Crown Plaza y en la sede de la prolongación Calzada Las cruces en Ciudad Lerdo y a las 19:00 horas en el salón Murano del hotel El Campestre, en Gómez Palacio.

Mendoza acude a Antioquía desde los 8 años de edad, comenzó a colaborar en actividades juveniles a los 18 y desde hace 4 se dedica de tiempo completo a esta labor. Una de las innovaciones es la organizaciones del Efecto , para estudiantes de preparatoria y licenciatura, en la más reciente hubo salas lounge, mesas con nachos y otras botanas, refrescos, martinis sin alcohol, se contrató a un DJ, luces especiales y se tocó música no cristiana.

A la mitad de la sesión de 3 horas, intervino Mendoza con un discurso de 25 minutos sobre Jesús como centro de la fiesta donde estaban y de la actitud cristina de darse a los demás, a los que mas lo necesitan. Pero lo hacemos sin solemnidades, de forma moderna, sin complicarnos la vida, recordamos que Jesús vino a amarnos y ser cristiano es darnos a los demás.

En Antioquía participan alrededor de 300 jóvenes entre los 12 y los 25 años de edad con la coordinación de 17 jóvenes que entienden que el cambio social está en cada uno de ellos y descubren que estos efecto ayudan a descubrir que los muchachos son muy receptivos a la palabra de Dios.

La fórmula, dijo Adín Mendoza, es hablarle a los jóvenes en su idioma, sin palabras altisonantes y con respeto, cuando escuchan la charla de 25 minutos descubren que no se les cobró la entrada a la fiesta, porque es la fiesta de Dios y  porque el trabajo de los anfitriones se hace con convicción, sin lenguaje rebuscado y descubren que Jesús es mucho más que una religión y que en Antioquía se les recibe sin señalar a nadie y se les trata a todos por igual.

La iglesia es sensible a las personas, no juzga, es incluyente, decimos nuestros hermanos los católicos y cristianos somos seguidores de cristo, somos la iglesia universal, puedo estar en desacuerdo con algunos principios, pero mejor buscamos áreas afines, los seminaristas de torreón han estado en Antioquía si Jesús vino para amarnos yo también lo hago, seguir a Jesús que rompió el paradigma, llegar a Antioquía es bueno porque nadie señala nadie.