INAH registra alza de rescate en 2014

Tan sólo este año el instituto ha recibido más de 12 peticiones para que sus arqueólogos intervengan en el cuidado de los vestigios.
Boca de Potrerillos tiene piedras talladas de 6 mil años de antigüedad.
Boca de Potrerillos tiene piedras talladas de 6 mil años de antigüedad. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Hasta hace algunos años las solicitudes para un rescate arqueológico que llegaban a la oficina del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Nuevo León eran esporádicas, pero del 2013 a la fecha se han incrementado.

En los últimos dos años, el número de peticiones para la intervención de los arqueólogos en proyectos inmobiliarios o energéticos se ha incrementado, principalmente en los municipios rurales del norte de Nuevo León.

Moisés Valadez Moreno, investigador del Centro INAH Nuevo León, refirió que las peticiones de acción han pasado de ser “esporádicas” en años anteriores a registrar “más de 12” tan sólo en el 2014.

Recordó que en años anteriores, las peticiones para el rescate arqueológico provenían de trabajos emprendidos por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y por Petróleos Mexicanos (Pemex), hoy se ve un incremento, pero desde empresas privadas.

“Nos están llegando cada vez más solicitudes de apoyo, por lo menos este año me han llegado al menos una docena de peticiones de rescate, y eso que acaban de aprobarse (las reformas)”, opinó el arqueólogo del INAH Nuevo León.

Recientemente los especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia han tenido que vigilar la instalación de parques eólicos en la región de Mina o Bravo, la creación de nuevos fraccionamientos al norte, rumbo a los municipios de Salinas Victoria y El Carmen, procurando salvaguardar los posibles vestigios arqueológicos que existan en la zona.

El problema radica, dijo Valadez Moreno, en que los proyectos de construcción con carácter privado no conocen los procedimientos de comunicación con el INAH, en caso de un descubrimiento o hallazgo histórico, arqueológico o paleontológico.

“Hay quienes sí se apoyan con nosotros, pero el problema viene cuando los gestores de proyectos no saben de que tienen que avisar al INAH de estos hallazgos”, apuntó.

Incluso el Instituto Nacional de Antropología e Historia ha abierto una ventanilla única, en sus instalaciones del Museo Regional “El Obispado”, donde recibe peticiones de salvaguarda del patrimonio o a través de forma electrónica en tramites.inah.gob.mx, sin costo.

En este sitio electrónico se explica la forma en que se debe de proceder para realizar trámites ante el instituto y se proporciona el teléfono 01800 623 4624 para recibir atención en caso de estar interesados en registrar alguna zona arqueológica.