INAH abre murales al público en Cholula

Durante el mes de junio el acceso para ver los murales milenarios como “Los bebedores” y “Barras y estrellas”, de la pirámide cholulteca.
La pirámide de Cholula es mayor incluso que las de Giza en su base.
La pirámide de Cholula. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) y del Sitio Arqueológico de Cholula, invitan al público a visitar los murales "Los bebedores" y "Barras y estrellas" de la gran pirámide cholulteca, gratis durante el mes de junio.

La invitación se hace en el marco del proyecto integral de rescate de las dos pinturas murales conocidas como, las cuales tiene más de mil 500 años de antigüedad y permanecieron un milenio ocultas, hasta que fueron descubiertas hacer 45 años, según recordó el administrador de la zona arqueológica y del Museo de Sitio de Cholula, Martín Cruz Sánchez.

Cruz Sánchez recordó además que cada año, con los trabajos de restauración que iniciaron en el año 2004, se invita al público a conocer las escenas, en el caso de "Los bebedores" aparentemente de una fiesta, con más de 161 personajes, en más de 60 metros lineales, y en el segundo caso de un paisaje que, aparentemente es estelar.

Sin embargo, afirmó que, al menos por un gran sismo ocurrido en 1973, que dañó en gran medida la estructura de la pirámide, y por las filtraciones de agua, lo cual crea una creciente humedad y hongos, "Los bebedores" se encuentra deteriorado, más que "Barras y estrellas", por lo que la visita sólo se hace en grupos de ocho personas, lunes miércoles y viernes, sólo a las 12:15 horas hasta el próximo domingo 30 de junio, por lo que los interesados deberán inscribirse con Lucrecia Castro Rubio, encargada de difusión del CNCPC, llamando al 01 55 50 22 34 10 o escribiendo a lucrecia_castro@inah.gob.mx.

Martín Cruz detalló: "Hay un proyecto integral para rescatar los murales; en el caso del de "Los bebedores" es para atacar, primero, la parte más complicada en los sistemas estructurales que funcionan para contener la posibilidad de desplome en las partes interiores del sitio, en la bóveda del túnel, donde están las pinturas; en segundo y tercer lugar eliminaríamos los sistemas estructurales de las cubiertas para meter elementos más compatibles con el espacio donde se encuentran".