Ubican lugar donde nació Huitzilopochtli

Investigadores del INAH localizaron en el estado de Hidalgo el mítico cerro de Coatepec, gracias a la evidencia arqueológica y a las fuentes históricas prehispánicas y coloniales.

México

La ubicación del mítico cerro Coatepec en la geografía del estado de Hidalgo, fue hallada por investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

De acuerdo con el instituto, la localización del cerro, sagrado para los aztecas por considerarlo el lugar donde nació Huitzilopochtli, se logró gracias a la evidencia arqueológica que coincide con las fuentes históricas prehispánicas y coloniales.

Asimismo, detalló el INAH, las similitudes entre el mito y la geografía del Valle del Mezquital fueron una fuente vital para lograr localizar el cerro a escasos 30 kilómetros de la zona arqueológica Pahñú, asiento de la cultura xajay.

El cerro Coatepec, cuya antigüedad se calcula desde el periodo Preclásico (500 a.C.?300 d.C.), es pieza central en la mitología mexicana por ser el escenario del nacimiento del dios Huitzilopochtli, explicó Fernando López Aguilar, investigador del INAH.

También del sacrificio de su hermana Coyolxauhqui y la batalla contra los Centzon Huitznáhua ("Los cuatrocientos sureños"), estrellas meridionales, hijos de Coatlicue, abundó.

Según la tradición, los mexicas partieron del mítico Aztlán ("lugar de las garzas"), se detuvieron en Teoculhuacan-Chicomóztoc ("lugar de las siete cuevas") y después arribaron al Coatepec ("Cerro de las serpientes"), antes de pasar a Tula, antigua ciudad tolteca.

El responsable del proyecto eje Valle del Mezquital expresó que las nuevas tecnologías y los actuales conocimientos sobre la frontera septentrional de Mesoamérica permiten postular nuevas hipótesis sobre el origen y trayecto de los aztecas.

Sobre la las evidencias encontradas que refuerzan la hipótesis de que el cerro de Hualtepec podría ser la montaña sagrada de los aztecas, López Aguilar señaló que en la cima más alta, la del lado sur, se encuentra un basamento rectangular de 20 metros de longitud.

Dicha base se encuentra unida, mediante una calzada de 400 metros de longitud, a la otra cima, donde existe otro montículo.

A la mitad del cerro Hualtepec se encuentra un promontorio rocoso conocido como Peña de la Luna, que, siguiendo el mito azteca, se trata de la cabeza de Coyolxauhqui que quedó en la sierra mientras su cuerpo rodó hacia abajo hecho pedazos.

"Es posible entonces que en alguna parte de la base del domo volcánico se encuentre la representación del cuerpo desmembrado de la hermana de Huitzilopochtli, que aún no hemos detectado", abundó López Aguilar.

De igual manera, los arqueólogos han registrado esculturas de manufactura prehispánica como una cabeza de serpiente labrada en piedra, tal vez una representación de Xiuhcóatl (arma con la que se mató a Coyolxauhqui), y por lo menos siete elementos de forma ojival de lo que parece fueron almenas.

El investigador del INAH destacó que la idea de que Hualtepec es el mítico Coatepec se refuerza porque está en el centro de un sistema de adoratorios, que existió en las cumbres de los cerros circundantes, como el del Calvario, el de las Cruces y el de las Brujas, entre otros.

De igual manera, en textos como la "Crónica Mexicáyotl", de Alvarado Tezozomoc; los "Anales de Cuauhtitlán" y el "Códice Florentino", de Bernardino de Sahagún, hay referencias al Coatepec y a su cercanía con Tula, localizada a 35 kilómetros en línea recta.

Recordó que el investigador estadunidense Paul Kirchhoff propuso que Aztlán podría ubicarse cerca del lago de Yuriria y que Teoculhuacán-Chicomóztoc podría ser el cerro de Culiacán, en Guanajuato, por lo que el cerro Hualtepec se encuentra a sólo 166 kilómetros de la laguna guanajuatense.

En el Valle del Mezquital se encuentran tres cerros sagrados: el Coatepec, el Xithá o "de los ancestros" (hoy llamado Juárez) y el Tezcatepec (Tézcatl), el cerro del espejo que, según el mito, fue el refugio de Copil, enemigo de Huitzilopochtli, indicó el arqueólogo.

Finalmente, López Aguilar recordó que desde que visitó la zona por primera vez, los habitantes de El Astillero y Alfajayucan aseguraban que abajo del cerro Hualtepec "iba a ser México", que allí se posó el águila "antes de irse a Mondá" (la ciudad de México).

Mencionó que hasta hace unos años, los pobladores realizaban en ese cerro la ceremonia mexica de Floreo de Banderas (Potse ya bexte, en otomí), precisamente el 21 de diciembre, fecha relacionada con el nacimiento de Huitzilopochtli.

"Actualmente algunas prácticas rituales que se celebran en la región podrían estar relacionadas con el calendario ritual, con los ciclos solares-lunares, que culminaban con la fiesta a Huitzilopochtli en el cerro Coatepec, alrededor del 3 de mayo", finalizó.