Huesos de San Lorenzo, una búsqueda de identidad

Se trata de una novela escrita por el torreonense Vicente Alfonso, quien desde niño se preguntaba ¿Qué se siente tener un hermano gemelo?, el camino a la respuesta resultó en la conclusión del texto.
La novela es un desgajo de memorias, contada a través de capítulos fragmentarios con la suerte de piezas de rompecabezas, como folios de un archivero policiaco.
La novela es un desgajo de memorias, contada a través de capítulos fragmentarios con la suerte de piezas de rompecabezas, como folios de un archivero policiaco. (Especial)

Torreón, Coahuila

Hay preguntas imposibles de responder, sobre todo cuando estas tratan temas de identidad. Su simple planteamiento crea en el interrogado una serie de conflictos internos que sublevan el paso del tiempo, una vez arrojada la pregunta buscará de cualquier forma ser contestada.

Otro elemento de gran peso en Huesos de San Lorenzo son los escenarios donde discurre la trama: Torreón, Parras, Viesca y por momentos Sonora.

"¿Qué se siente tener un hermano gemelo?", desde niño, esa pregunta ha sido una constante en la vida del escritor y periodista torreonense Vicente Alfonso (1977), quien no llegó al mundo solo, sino junto a su gemelo.

Casi cuarenta años después la constante interrogante que planteó en el escritor ese problema de identidad, encontró su respuesta en un redondeado rompecabezas literario armado por el mismo Alfonso, bautizado Huesos de San Lorenzo, sellado por la casa editorial Tusquets y reconocido con el premio Sor Juana Inés de la Cruz2014.

Sobre esa problemática el escritor explicó que "cuando uno tiene un hermano gemelo, no ha sentido lo que es estar solo, digamos, en cuestiones de identidad. Yo empecé tratando de responderla haciendo ensayos, pero luego me di cuenta de que desde el punto de vista racional iba a ser muy complicado, sino que es imposible. Afortunadamente la literatura nos permite ponernos en los zapatos de los demás, es por eso que me di cuenta que tenía que hacer una novela".

El resultado fue Huesos de San Lorenzo: la historia de los gemelos Remo y Rómulo Ayala, partícipes del enigmático asesinato de Farid Sabag y de la Niña Cande, el cual trata de ser dilucidado a través de la mirada del psicólogo Alberto Albores y del periodista Pepe Zamora, a través de cartas que Rómulo manda a su padre, Bernardo Ayala, para cuestionarlo sobre la misteriosa vida de su desaparecida madre.

La novela es un desgajo de memorias, contada a través de capítulos fragmentarios con la suerte de piezas de rompecabezas, como folios de un archivero policiaco.

Vicente Alfonso ha construido una obra que se ha ganado el total aprecio del público, tan es así que los derechos de Huesos de San Lorenzo ya fueron vendidos para su traducción al alemán, turco e italiano.

"Intento que los capítulos puedan funcionar como cuentos individuales, aunque la novela es en sí una historia que trato que sea redonda y que funcione como un enorme rompecabezas. El avance a tramos de la lectura permite ir enganchando al lector", expresó Alfonso.

Otro elemento de gran peso en Huesos de San Lorenzo son los escenarios donde discurre la trama: Torreón, Parras, Viesca y por momentos Sonora.

"Me interesaba contar el otro norte. Ante esta visión del norte violento lleno de narcotraficantes, ahí otra en la que el norte es muy rico en tradiciones y rasgos que nos dan identidad, esos que están en la cotidianidad. Quería contar ese Coahuila donde se mezcla lo sagrado con lo profano, donde es posible que haya una final de Santos y que eso paralice absolutamente a una ciudad, concentre a la policía y que genere situaciones completamente literarias pero que son reales".

Vicente Alfonso ha construido una obra que se ha ganado el total aprecio del público, tan es así que los derechos de Huesos de San Lorenzo ya fueron vendidos para su traducción al alemán, turco e italiano.