La historia del sur contada en edificios

Desconocer la historia ha llevado al abandono de muchas construcciones en la región, y se deben recordar los hechos y actos que marcaron la evolución de la ciudad, afirmó.
Los tranvías de Ciudad Madero.
Los tranvías de Ciudad Madero. (Raymond DeGroote)

Ciudad Madero

Hay edificios del siglo XIX en la zona sur de Tamaulipas que se encuentran en ruinas debido a que no han sido valorados como patrimonio histórico, mencionó José Antonio Cruz Álvarez, presidente del Seminario de Cultura Mexicana con responsabilidad en Tampico.

Afirmó que desconocer la historia es lo que ha llevado al abandono de muchas construcciones en la región, y aseguró que se deben recordar los hechos y actos que han marcado la evolución de la ciudad para apreciar el valor intangible de lugares y edificaciones antiguas.

El historiador comentó que a las conferencias que se realizan en torno a anécdotas y relatos del pasado, la mayoría de la gente que asiste son personas de la tercera edad, jubilados y pensionados que gustan de escuchar este tipo de historias, expuso que los jóvenes no muestran interés en divulgar y difundir dichas memorias, debido a que no es frecuente encontrarlos en la audiencia.

Este martes a las 19:30 horas en la sala de cabildo de Ciudad Madero se llevará a cabo una charla denominada "Desde el Faro a la plaza Isauro Alfaro", dirigida por Cruz Álvarez, quien también es miembro del Consejo de Crónicas en Tampico.

Comentó que trabajó durante 35 años con el primer cronista del puerto, el padre Carlos González Salas; por lo que tiene conocimiento de un sin número de historias del sector.

"Él me proporcionó toda la información porque vivió de 1821 al 2010 y escribió 120 libros donde más de la mitad nos hablan sobre Madero, Tampico y Altamira".

En la reunión se compartirán vivencias de los últimos ciento treinta años en la urbe petrolera, ya que, de acuerdo al expositor, las crónicas orales son una manera de obtener datos y conocer distintas formas de vivir las experiencias.

Informó que "en una plática amena y digerible entre amigos vamos a narrar anécdotas, leyendas, mitos y demás porque hay mucha gente que conoce historias sobre los tranvías de Madero y sus rutas, de Isauro Alfaro, del Casino Miramar, de la playa; de los bailes, fogatas y lunadas que nuestros abuelos hacían en aquellos años maravillosos de la ciudad" dijo en entrevista.