Hammill y Lucas: encuentro de grandes mentes musicales

Como “música folk de otro planeta” definen el trabajo que tocarán el próximo domingo 9 de noviembre en el Teatro de la Ciudad.
Hammill y Lucas creen que son “tiempos difíciles” para la música.
Hammill y Lucas creen que son “tiempos difíciles” para la música. (Especial )

México

Si algo ha significado la Universidad de Manchester en la vida de Peter Hammill no es el haber cursado Estudios en Ciencias Liberales, que involucraba más matemáticas y física que ciencias filosóficas. Más bien quiso la fortuna que allí conociera a quienes formarían Van der Graaf Generator, uno de los grupos pioneros del rock progresivo británico. Por supuesto, dejó la escuela.

Multinstrumentista, compositor y poeta, en entrevista recuerda que entre los 14 y 16 años "me encantaba la literatura anglosajona, en la que usan múltiples adjetivos e imágenes icónicas. Eso me impresionó mucho y creo que tuvo efecto en mi forma de escribir. Desde ese punto de vista me atrae el uso icónico de las palabras, en lugar del término elegante de una frase. Eso me atraía desde el punto de vista de la literatura".

El domingo 9 de noviembre Hammill presentará en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris su disco más reciente, Other World, colaboración con el guitarrista estadunidense Gary Lucas, quien formó parte de la Magic Band de Captain Beefheart.

Su encuentro musical fue bastante interesante, explica Hammill. "Hicimos algo en el estudio durante media hora y luego empezamos a grabar otra media hora. Yo diría que fue un encuentro instantáneo de mentes musicales. Para que este tipo de proyectos caminen bien es preciso llegar a acuerdos, en la tradición de la música folk. Cuando hay un músico mayor, éste debe alentar al más joven, lo que es una fuerte tradición de la música folk. Es obvio que Gary es un virtuoso, pero hay que tener acuerdos".

Las actitudes en las canciones de Other World son bastante simples, agrega, "tienen dos, tres o cuatro acordes, lo que tiene que ver con la tradición folk, algo que también ocurre en otras culturas. Esto es, sencillamente, porque las canciones se deben transmitir a otras generaciones de una manera sencilla. Sin embargo, en estos tres o cuatro acordes obviamente abordamos una gran variedad de ángulos y sonidos particularmente extraños. De ahí vino la idea de decir que hacemos música folk de otro planeta, muy diferente a la música actual, que todo está en 4/4 y no hay variaciones. Fue un disco muy instintivo".

Lucas llegó con algunas ideas que podían desarrollarse como canciones y lo mismo ocurría con Hammill, aunque no tenían letras. No obstante, cuenta que "en el primer fin de semana que estuvimos juntos pasamos un tiempo musical muy intenso. Por otro lado, somos gente que ha estado en la música durante casi toda la vida, así que hay muchas historias que podemos contar, experiencias de un tipo o de otro. Hablábamos mucho todo el tiempo y muchas de las letras vinieron de esas pláticas".

Conocido por sus críticas a la industria de la música, Peter Hammill considera que "para los que empiezan es extremadamente difícil, tienes que ser exitoso casi de inmediato, lo que dificulta mucho las cosas".

El tema le apasiona y agrega que "obviamente ahora la música significa otra cosa que lo que significaba hace algunas décadas. Está en todas partes: en todos los espectáculos de televisión, en cada supermercado, en cada juego de video... El problema es que la gente debe decidir qué desea de la música, si quiere algo que realmente signifique algo en sus vidas. En los sesenta o los setenta la gente quería que la música fuera parte de sus vidas, pero desde entonces se ha ido convirtiendo en algo como el papel tapiz. Eso me preocupa".