Hadid aconsejó edificios verticales para la CdMx

La arquitecta, ganadora del Premio Pritzker en 2004, visitó la ciudad en 2012, y se sorprendió al verla totalmente cubierta de casas.
Centro Acuático del Parque Olímpico de Londres.
Centro Acuático del Parque Olímpico de Londres. (John Walton/AP)

México

A Zaha Hadid (Bagdad, 1950-Miami, 2016), quien falleció ayer a los 65 años a consecuencia de un infarto, se le recordará como la primera mujer que ganó el Premio Pritzker de Arquitectura (2004), y como la más destacada arquitecta de finales del siglo XX y principios del siglo XXI.

Ella optó por desarrollar, experimentar y organizar su arquitectura basada en el rompimiento de todas las fórmulas existentes; construyó su propio lenguaje, llamado parametricismo, que conjuga elementos de la arquitectura, el paisaje y la geología.

La arquitecta visitó la Ciudad de México para participar en la edición 13 del Congreso Internacional de Arquitectura y Diseño Arquine, que se desarrolló en el teatro Metropólitan en marzo del 2012.

Tras su conferencia magistral, confesó a los medios de información que al arribar a la Ciudad de México se sorprendió al verla totalmente cubierta de casas.

Al respecto comentó: "El reto es cómo hacer propuestas arquitectónicas elevadas, incluso enterradas, para resolver aquí el problema del espacio". Así, Hadid recomendó a México la utilización de las edificaciones verticales, para aprovechar el poco espacio con el que cuenta esta gran urbe, y se pronunció a favor de la arquitectura funcionalista.

En conferencia de prensa, la autora del Centro Acuático del Parque Olímpico de Londres señaló que de México le gustaban mucho la arquitectura de Luis Barragán y las propuestas de Ricardo Legorreta, Juan O'Gorman, Félix Candela y Enrique Norten, a quien conocía desde hace mucho tiempo.

En aquel entonces, visiblemente cansada y fastidiada, señaló que no se consideraba una arquitecta muy famosa, aunque reconoció que le dio mucho gusto recibir el Pritzker.

En México dejó una enorme huella, ya que su despacho, Zaha Hadid Architecs, diseñó el área habitacional para el Centro Esfera de Monterrey, que consta de 900 viviendas y departamentos en un conjunto de seis edificios.

El complejo de usos mixtos, en el que también participa el despacho mexicano Sordo Madaleno, se ubica en la avenida Carretera Nacional, en Monterrey, Nuevo León.

Proyecto sin culminar

La arquitecta estudió Matemáticas en la Universidad Americana de Beirut, en Líbano; en 1972 se trasladó a Londres, donde ingresó en la Asociación de Arquitectura, donde se graduó en 1977.

Fue una innovadora en la arquitectura al desafiar la gravedad
y trabajar de una manera obsesiva con la curvas, como se puede apreciar en sus más reconocidas creaciones: la Estación de Bomberos Vitra, en Weil am Rhein, Alemania; el Pabellón de la Serpentine Gallery, en Londres; el Centro de Arte Contemporáneo Rosenthal, en Cincinnati; el pabellón-puente de la Expo de Zaragoza; la Academia Evelyn Grace, en Brixton, Reino Unido; la Ópera de Guangzhou, en China, y el Museo Maxxi, de Roma.

Aun cuando algunas de sus propuestas arquitectónicas ganaron múltiples concursos, algunas de ellas no llegaron a construirse: por ejemplo, la Casa de la Ópera de la Bahía de Cardiff, en Gales, y la Biblioteca Central de la Universidad de Sevilla, obra detenida tras las protestas de los vecinos que argumentaron ante el Tribunal Superior de Andalucía que atentaba contra las áreas verdes del Prado de San Sebastián.

También fue rechazada su propuesta de Estadio Nacional para los Juegos Olímpicos del 2020, en Tokio, porque tenía un elevado costo.

Frente a eso ella decía: "No es mi problema que siempre me rechacen proyectos, al final del camino siempre habrá un proyecto que se culmine después".

Hadid continuó con sus proyectos y su búsqueda; en los últimos años su tiempo lo dedicó a conocer la arquitectura sustentable, pues le interesaba rescatar ese conocimiento y su relación con la naturaleza.