"Hackean" portal sobre campo de Mauthausen

La ministra de interior de Austria, Johanna Mikl-Leitner, manifestó su desaprobación ante el que calificó como un “nauseabundo acto delictivo”.
Prisionero de guerra asesinado.
Prisionero de guerra asesinado. (Francisco Boix/EFE)

Viena

El portal de internet del antiguo campo de concentración nazi de Mauthausen, en Austria, cerró provisionalmente durante la conmemoración del 70 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial, debido a que sufrio un hackeo informático con imágenes de pornografía infantil, según informaron fuentes oficiales.

La ministra de interior de Austria, Johanna Mikl-Leitner, manifestó su desaprobación ante el que calificó como un “nauseabundo acto delictivo”.

También informó que “el ministerio del interior está ayudando al operador privado del portal de internet (...) a volver a activarlo lo antes posible”.

Señaló que al mismo tiempo se está haciendo una investigación para encontrar a los responsables de dicho acto.

El campo de Mauthausen fue escenario el 5 de mayo de la conmemoración de su liberación.

 En éste, miles de personas perdieron la vida en condiciones atroces para alimentar la economía de guerra y el delirio de grandeza del Tercer Reich.

El granito extraído de la cantera de Mauthausen se usó para la construcción de carreteras, de edificios públicos y de los propios campos de concentración.

Mauthausen estaba destinado a los “enemigos políticos incorregibles” de los nazis. Se calcula que al menos la mitad de los 200 mil prisioneros que pasaron por el campo de concentración murieron.

Había muchos prisioneros de guerra, sobre todo soviéticos y polacos, pero también miembros de la resistencia, presos comunes, homosexuales y judíos.

Empresas locales y compañías alemanas utilizaban a los prisioneros como esclavos, convirtiendo este sistema macabro en una de las empresas más provechosas para el régimen.

Miles de hombres murieron extenuados o asesinados por los guardias cuando ya no daban más de sí.