Haciendas de NL, abandonadas o en manos privadas

El tema será analizado en la sesión de conferencias Café con Historia, que comienza este martes con la charla "Hacienda de San Antonio del Muerto".
“Hacienda de San Antonio del Muerto”, en Mina.
“Hacienda de San Antonio del Muerto”, en Mina. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

La mayoría de las antiguas haciendas de Nuevo León cuentan con un papel trascendental en la historia local, sin embargo la gran mayoría se encuentran abandonadas o en manos de particulares.

Este tema será analizado en la sesión de conferencias Café con Historia, que comienza este martes con la charla "Hacienda de San Antonio del Muerto", que impartirá Ernestina Lozano de Villarreal, cronista de Mina, a las 19:00 en el auditorio del Museo de Historia Mexicana.

Si bien hay ejemplos de cómo éstos espacios han sido reutilizados, como las haciendas de San Pedro en Zuazua o Guadalupe en el municipio de Linares, recuperadas por la UANL, así como la conocida "El llorón de Icamole" que se restauró en García, una amplia mayoría se encuentran en abandono.

Carlos Gómez Flores, presidente de la Asociación Estatal de Cronistas "José P. Saldaña", expuso que hay un interés por restaurar algunas haciendas para convertirlas en espacios de ecoturismo, propuesta que han planteado a los propietarios.

Incluso indicó que el programa de Café con Historia titulado "Las Haciendas, espejo de su tiempo" busca poner en el tema de instituciones e historiadores esta situación.

"Hemos platicado con algunos de los propietarios y les hemos externado la propuesta de convertir a esos espacios en sedes para el ecoturismo, es un proyecto que pretendemos detonar los cronistas", apuntó.

En Nuevo León existen cerca de 80 haciendas antiguas, las cuales fueron escenario de esclavitud, concentración de riqueza pero también de sucesos relevantes en materia histórica.

Por ejemplo, la Hacienda de Icamole testigo de una batalla donde el joven general Porfirio Díaz pernoctó, o la de "Soledad de la Mota" donde vivió el ex presidente Plutarco Elías Calles.

También existen los casos de la Hacienda de Guadalupe en Villaldama, que sigue trabajando con carácter minero.

Su importancia llegó a ser tal, que entre el periodo de Independencia hasta el porfiriato en Nuevo León existieron cerca de 240 haciendas.

Aunque algunos centros se han restaurado y tiene una vocación cultural, eso no las aleja del peligro. Un caso es la Hacienda San Pedro, que de unos años hacia acá fue rodeada por fraccionamientos, lo mismo pasa con la Hacienda de "Soledad de La Mota".

"El problema es que al llegar los fraccionamientos sus dueños están en toda la libertad de vender el terreno a constructoras, y ahí las perderemos", indicó el cronista de General Terán, Adalberto Martínez.

El ciclo se extenderá hasta el 12 de mayo en el Museo de Historia Mexicana, con conferencias cada jueves y con entrada libre al público.