Amigos celebran legado de Guillermo Tovar de Teresa

Esta noche fue inaugurada la librería con el nombre del historiador en el Museo de la Ciudad de México, proyecto conjunto de la Secretaría de Cultura del DF y el Fondo de Cultura Económica.
La reunión estuvo encabezada por Rafael, hermano de Guillermo Tovar de Teresa.
La reunión estuvo encabezada por Rafael, hermano de Guillermo Tovar de Teresa. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

En una emotiva reunión de amigos, realizada hoy en la noche, fue formalmente inaugurada la librería Guillermo Tovar de Teresa en el Museo de la Ciudad de México, proyecto conjunto de la Secretaría de Cultura del Distrito Federal y el Fondo de Cultura Económica.

Veinte mil volúmenes del Fondo y otros 150 sellos editoriales componen este proyecto cultural que ofrece una amplia oferta temática, con especial énfasis en la historia, particularmente la de la Ciudad de México.

A nombre de la familia del historiador y cronista, fallecido el 10 de noviembre del año pasado, Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, habló sobre “ese hombre extraordinario que, me tocó la suerte, fuera mi hermano”. Recordó que, cuando eran niños, su padre los llevó, junto con su otro hermano,

Fernando, al Palacio de Santiago de Calimaya (hoy sede del Museo de la Ciudad de México). “Guillermo, que no tendría más de siete años, se quedó deslumbrado”, indicó el funcionario.

Tras referir el honor que la librería se haya establecido en el museo tan entrañable para el historiador, Tovar y de Teresa señaló conmovido que se debe reconocer a su hermano “como uno de los grandes estudiosos y, sobre todo, defensores de la identidad y de los monumentos que la significan. Me acuerdo las batallas eternas que siempre tuvo, desde niño, por cuidar esta ciudad. Muchos de ustedes recordarán cómo era de apasionado y demente cuando algún edificio o algo podía ser dañado, y encausaba movimientos que, de ser anécdotas en la vida cotidiana de una gran ciudad, Guillermo las convertía en verdaderas causas históricas, como fue la última de El Caballito.” 

Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura del Distrito Federal, destacó que Tovar de Teresa “documentó su arquitectura, estudió su arte, transitó sus calles y acompañó por varias décadas su desarrollo cultural”. También, indicó el funcionario, “denunció con valor la incuria de nuestros gobernantes y la especulación con el patrimonio, al que defendió en numerosas ocasiones, sin otro interés que el respeto por nuestra historia y cultura.”

El director del Fondo de Cultura Económica, José Carreño Carlón, destacó la “concurrencia plural” al acto de historiadores, investigadores, políticos, funcionarios y creadores de diversas ramas artísticas, pues le hizo recordar que el propio homenajeado dijo alguna vez: “lo que la política separa, la cultura lo une y nuestra ciudad lo entrelaza.”

La librería número 24 del Fondo de Cultura Económica, agregó el funcionario, “queda abierta en este bello espacio del Museo de la Ciudad de México”. Recordó a Guillermo Tovar de Teresa como un “amante de nuestra capital, dolido de sus heridas y de sus pérdidas, pero siempre dispuesto a defender la riqueza, la gran riqueza que conserva, particularmente, éste su Centro Histórico, al que tanto amó.”