Un encuentro entre guerreros del hip-hop

El Centro Nacional de las Artes acogió este fin de semana el festival Danza Urbana Generación Hip Hop, que incluyó conferencias, "batallas" de 'break-dance', graffiti y clases magistrales.
Guerreros del hip hop (Milenio Digital)

México

De las calles al Centro Nacional de las Artes: los cuatro elementos del hip-hop –danza urbana, graffiti, DJ y rapeo– se manifestaron este fin de semana en un festival para pensar, bailar y difundir la cultura del hip-hop. Una que desde su origen, en los barrios pobres de Nueva York de los años 70, se ha extendido por todo el mundo como ninguna otra cultura juvenil.

Cientos de b-boys y b-girls (bailarines de break-dance) del DF y otros estados de México participaron en las conferencias, mesas redondas, clases magistrales y “batallas”, en las que los guerreros vencedores fueron los que demostraron sus mejores pasos hasta el final.

El encuentro fue inaugurado con una charla a cargo de Alien Ness, un reconocido b-boy del Bronx, de ascendencia puertorriqueña, que compartió sus experiencias con sus pares mexicanos. Habló de sus inicios en el baile, en1986, y de cómo ha ido evolucionando la disciplina al incluir jueces en las batallas, una actividad que antes se dejaba a los espectadores. ese y otros temas también son parte de su libro El arte de la batalla.

Thias Kem Lopez, mejor conocido como Thesis, fue otro de los invitados internacionales que atrajo a una gran audiencia. El joven originario de Phoenix (Arizona) empezó a bailar a los siete años y desde 2005 no ha parado de ganar batallas por todo el mundo.

La bailarina, coreógrafa e investigadora Vanessa Moya impartió la clase magistral Experimental, en la que se discutieron y practicaron conceptos del baile urbano como el popping, el breaking y el locking.

“El baile urbano tiene un sentido de batalla y confrontación, pero tiene mucho que ofrecer en el campo de la exploración. Quien lo ejecuta ve el movimiento desde otra perspectiva y sirve para llegar a otros puntos, bajo el estilo y la forma de cada bailarín”, dijo la egresada de la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey del INBA.

Una exposición de fotos, a cargo de Víctor Román, y la realización in situ de murales de arte urbano o graffiti, completaron el festival de tres días que, a pesar de la lluvia, superó las expectativas de los organizadores.

“El hip hop es un arte muy puro. El artista chileno Alejandro Jodorowsky decía que el arte solo sirve de una manera artística cuando sana, y el hip hop ha servido como un bálsamo para la sociedad en situaciones de conflicto y discriminación. Que se abran estos espacios es algo muy importante”, consideró Mike Bouchan, alias Flow Mango.