Cadereira: sabores nuevos para la cumbia vieja

Raúl Jacques y Marcelo Gamboa comenzaron el proyecto, para dar una nueva cara al género. Se han colado en el público joven, con arreglos de música electrónica y letras desenfadadas.

La Laguna

De América Central nos viene el legado de la cumbia. Los rítmicos sonidos evidencian influencias africanas, que mezcladas con el caribe, el indígena y el español conquistador, ponen a bailar hasta al más sentado.

"Hace 20 años aún nos gustaba mucho la cumbia y ahora está todo muy dividido, las estaciones de radio tocan más banda que cumbia".

Se ha arraigado bastante en el continente. En México también y en la región lagunera, tal vez por el calor, por la gran cantidad de migrantes que han llegado acá, o simplemente porque sí, somos cumbiambero, tiene su propia versión de este sabroso género musical.

Tiene el estigma de ser considerada vulgar, de albañiles, de gente "pobre", con todo el despectivo sentido que lleva esa palabra. Pero la música en cambio no discrimina.

Si usted creció en La Laguna, en clase media, media baja, baja como su servidora, o en algún momento tuvo que disponer del transporte público por motivos diversos, sin dudas la ha escuchado.

Incluso si usted no tuvo la dicha de haber crecido acá, probablemente le ha tocado escucharla en bailes de quince años, bodas. Puede ser su oscuro secreto, puede ser usted un cumbiambero de clóset.

Hay grupos que tienen años de trayectoria en la cumbia local, por decir algo, los de Tropicalísimo Apache, grandes en el ámbito y fundados en el año 1977. Los músicos Raúl Jáques y Marcelo Gamboa, integran Cadereira, un aire nuevo para el género.

Raúl es músico de trayectoria. Fue invitado por Marcelo a grabar una cumbia que sonara medio colombiana.

"No soy colombiano, más tanguero, pero la cumbia la he escuchado desde que era niño, crecí con ella y el sonido del acordeón le da el toque de Colombia".

Cadereira, según su página de Soundcloud, nació en 2010. Pero hasta 2013, sacó el primer disco intitulado "El baquetón". Con la novedad de adiciones de música electrónica.

Marcelo compone y Raúl hace arreglos. Se han convertido en una sensación local, porque se han colado en público joven, que posiblemente no conozca mucho de esta música, pero nadie se queda indiferente a los hipnóticos ritmos del trópico.

"Me subía al camión y ahí no escuchaba a Bartok, a Stravinski, Ravel, escuchaba a Apache, a Acapulco Tropical, Rigo Tovar, hay muchos tipos de cumbia", señaló Raúl.

Al juntar los sonidos, Cadereira saca de forma natural la raíz. Afirma Jacques que antes, la cumbia lagunera se tocaba más lenta, como la romántica de Apache, o las de JLB y Compañía. Ahora es más rápida.

"Es una mezcla de muchas cosas. Como Los Capi, La Mera Vena o Los Primeritos de Colombia. Siempre me ha gustado la cumbia. Iba a los clásicos grandes, pero siempre volvía a la cumbia", comenta Jaques, que también ha tenido su paso por el rock.

¿Qué se necesita para tocar la cumbia? Un güiro y mucho corazón, dice Jaques. Después, hay diferentes tipos de cumbia, puede ser un instrumento melódico o armónico. Bajo, piano, guitarra. Pero el güiro no debe faltar.

En Cadereira son 4 músicos. "Creo que gustamos a los jóvenes porque es cumbia electrónica, las letras son muy desenfadadas y usamos un lenguaje muy claro. Al ser resultado de muchas cosas por las que hemos transitado, lo vemos a largo plazo", destacó.

No tocan en ningún lugar específico, libres como la cumbia, pero citan con tiempo en redes sociales para cada tocada.

Uno de los lugares que han rescatado es el mítico Crazy Horse, en la calle Rodríguez, que era emblemático para bailar y lograron reencontrar a mucha gente con el estilo de la cumbia y con el mismo lugar.

Incluso si usted no tuvo la dicha de haber crecido acá, probablemente le ha tocado escucharla en bailes de quince años, bodas. Puede ser su oscuro secreto, puede ser usted un cumbiambero de clóset.

"La cumbia es para el amor. También toca otros temas, incluso sociales. Aquí es donde cambia la cumbia lagunera, hay una coyuntura con el desarrollo socio político y económico".

"Hace 20 años aún nos gustaba mucho la cumbia y ahora está todo muy dividido, las estaciones de radio tocan más banda que cumbia".

Y donde suena el cumbión, alguien se para a bailar. Platica Raúl que fueron a tocar a Mazatlán y que se extrañaron un poco con el estilo, pero que fueron a final de cuentas, bien aceptados.

La música de Cadereira está en redes sociales, en Soundcloud, Spotify, Youtube, Twitter, Facebook.

Cada martes, transmiten el ensayo de Cadereira en su página de Facebook. "Vuelvan a la cumbia lagunera, sigan escuchándola".