Grandes proyectos, detenidos por falta de mayores recursos

Enfrentarán un año 2014 complicado, pues no perfilan recibir fondos gubernamentales.
La construcción del Papalote Verde, en espera desde septiembre.
La construcción del Papalote Verde, en espera desde septiembre. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Son dos proyectos que buscan poner en alto la oferta museográfica de Monterrey, pero que hoy son castigados por la falta de recursos.

Ubicados ambos en el Parque Fundidora, el Papalote Verde (en obra gris) y el Museo Nacional de Historia Natural (proyecto ejecutivo listo) enfrentarán un 2014 complicado debido a la falta de recursos tanto federales como estatales.

El Presupuesto de Egresos de la Federación para el próximo año, publicado el 15 de noviembre, no destinará recursos para cada uno de los museos como sí lo hizo para este 2013.

Mauricio Fernández, promotor del Museo Nacional de Historia Natural (MNHN), ha declarado que el proyecto ya no tiene futuro; por contraparte, el Papalote Verde confía en su patronato para reiniciar actividades de construcción, detenidas desde septiembre.

A la mitad

El Papalote Verde se presentó en 2009 como un espacio de nueva generación para la ciudad.

Sorprendió con su arquitectura sustentable, construido en el subsuelo del Parque Fundidora, con cinco mil 500 metros cuadrados de exposición.

Desde 2010 empresas regiomontanas como Banorte, Gruma, Femsa, Arca, Bimbo, DeAcero y Alfa, entre otras, se unieron para apoyar el proyecto.

La situación financiera ha venido demorando la obra. A comienzos de 2010 se dijo que estaría listo para finales de 2011 o comienzos de 2012, situación que no se concretó.

Este año, Marinela Servitje, coordinadora del proyecto, declaró que el proyecto estaba detenido –en un avance del 60 por ciento en obra gris– en espera de reactivar las operaciones en septiembre con la llegada de una nueva campaña financiera.

Esto no sucedió y los trabajos siguen detenidos. Este año llegaron 28 millones de pesos a través de la Federación pero para el 2014 no tendrán este apoyo.

Sólo en proyecto

Con mucho entusiasmo el promotor cultural y ex alcalde de San Pedro Mauricio Fernández anunció, a comienzos de 2010, la idea de convertir a la Nave Lewis en un museo de historia natural.

La primera pieza, por así decirlo, ya estaba montada: se trataba del esqueleto fósil más completo de un apatosaurio, llamado Einstein.

Cincuenta millones de pesos llegaron en 2011 y otros 10 para este año, pero el proyecto no presenta más avance que un proyecto ejecutivo elaborado por el Museo de las Ciencias en Houston, Texas.

En días recientes, Mauricio Fernández refirió que buscaría tener contacto con la Presidencia del país, pues no había encontrado apoyo completo ni a nivel estatal ni en la Federación para reunir los 200 millones que necesitaba para echarlo a andar.