Un ballet de ensueño engalana Bellas Artes

Bailarines de compañías como el Bolshói, el Mariinsky, el San Francisco Ballet, el Nacional de Holanda y el Staatsballett de Berlín compartirán el escenario principal de ese recinto cultural.
Elisa Carrillo y Mikhail Kaniskin interpretarán "La Péri".
Elisa Carrillo y Mikhail Kaniskin interpretarán "La Péri". (Especial)

México

Con una inversión de tres millones de pesos, hoy se realizará la Gala Internacional de Ballet en el Palacio de Bellas Artes, a las 19:00, para conmemorar el 80 aniversario del lugar. Entre los invitados se encuentran intérpretes que provienen de compañías como el Bolshói, el Mariinsky, el San Francisco Ballet, el Nacional de Holanda, el Staatsballett de Berlín y el Ballet Estable del Teatro Colón de Buenos Aires.

La función también se podrá ver en la explanada exterior de ese recinto cultural, donde la gente que así lo quiera observará las actuaciones de Isaac Hernández, Elisa Carrillo, Ekaterina Krysanova, Kimin Kim, Rolando Sarabia, Mikhail Kaniskin, Tatiana Melink y Mikhail Lobukhin, Carla Vincelli y Federico Fernández, entre otros.

Los bailarines —que llegaron a México entre la madrugada del jueves y del viernes— bailarán un repertorio clásico que lo mismo abarca fragmentos de Romeo y Julieta, El lago de los cisnes y Don Quijote, que Diana y Acteón, Sherezada, Giselle y El corsario, entre otras piezas.

Arcelia de la Peña, directora artística de la gala, dijo que la función tendrá una variedad importante en los clásicos a interpretar: “También nos interesa mostrarle a la gente números nuevos que las personas no han tenido la oportunidad de conocer”.

En conferencia de prensa, mencionó que en la gala estarán presentes muchas escuelas importantes de danza: la rusa, la cubana, la inglesa y la alemana. Una de las piezas que más llamará la atención será el ballet La Péri, interpretado por Elisa Carrillo y su esposo Mikhail Kaniskin, obra que durante mucho tiempo permaneció perdida, hasta que la encontró Vladimir Malakhov, ex director del Staatsballett de Berlín, y la reconstruyó para montarlo con esa agrupación.

Elisa Carrillo, primera bailarina del Staatsballett, dijo que presentará dos coreografías: Caravaggio y La Péri. La primera es de Mauro Bigonzetti; se trata de un ballet en dos actos que habla de los motivos de la pintura del artista italiano: “Es una obra abstracta. Cuando el coreógrafo la montó en nuestra compañía, nos decía que en el escenario todo tenía que ser como el agua y la luz, la belleza y la tranquilidad que uno puede encontrar en las pinturas de Caravaggio”.

La segunda fue importante recuperarla y presentarla frente al público mexicano. Es una obra que Malakhov rehízo para la misma agrupación y se estrenó hace cuatro años. No se ha visto en América, mencionó la ex integrante del Stuttgart Ballet.

La bailarina mexicana se dijo feliz de haber regresado a México para conmemorar el 80 aniversario del Palacio de Bellas Artes: “Lo más emocionante de este encuentro es que los bailarines participantes venimos a celebrar un aniversario importante. Es un honor y estoy agradecida de estar aquí”.

Mikhail Lobukhin, integrante del Ballet Bolshói, explicó que es la primera ocasión que se presentará en Bellas Artes: “He estado en México en otros lugares, pero no aquí. Acabo de hacer una pequeña visita al lugar y pude ver los murales, la construcción y los cuadros; quedé maravillado”.

El ex bailarín del Ballet Mariinsky presentará, junto a su compañera Anastasia Stashkevich, dos obras: el pas de deux (pasos entre dos bailarines) de Espartaco, del director ruso Yuri Grigorovich, y el Vals Moszkowski, de Vasili Vainonen.

“Ambas coreografías son las cartas de presentación del Teatro Bolshói y uno de los más importantes legados de Yuri Grigorovich como coreógrafo. Él estuvo al frente al Bolshói muchos años y las dos puestas son representativas de su época”, explica el bailarín.

Para Lobukhin bailar Espartaco representa algo mucho más especial que una simple coreografía. Él emigró de San Petersburgo a Moscú con el objetivo de bailar el rol de este personaje. Dejó su teatro original, el Mariinsky, por el Bolshói: “Este ballet es una joya, en el que han participado genios como el músico Aram Khachaturian y el coreógrafo de Yuri Grigorovich”.

“Interpretar el rol de Espartaco me da mucha satisfacción. Me siento muy bien. Mis compañeros podrían decir que hay momentos en los que de alguna manera estando en un foro te puedes distraer un poco. Con esta obra no sucede eso. Te tienes que meter en la piel del personaje por su fuerza, lo que representa el desarrollo dramático de la coreografía”, dice.

El bailarín es tan aficionado a este personaje, que al cuestionarle qué intérprete es el que más le ha gustado al ver Espartaco, no duda en decir que, a pesar de no haber filmaciones conocidas de Mikhail Lavrovsky y al haber trabajado a su lado, éste fue el mejor en ese papel: “A sus 75 años él me enseñó cada paso de ese ballet”.

Participa la CND

La Compañía Nacional de Danza (CND), dirigida por Laura Morelos, participará en este encuentro con cuatro primeros bailarines: Ana Elisa Mena, Lorena Kesseler, Roberto Rodríguez y Erick Rodríguez.

Ana Elisa tiene 24 años, es mexicana y acaba de ser nombrada primera bailarina. Erick Rodríguez es cubano, naturalizado mexicano, y es primer bailarín desde hace unos años. Ellos bailarán el segundo acto de El lago de los cisnes.

Además de esa emblemática coreografía, la compañía participa en esta gala con la interpretación de Mono Lisa, obra del director israelí Itzik Galili, que bailarán Kesseler y Rodríguez, informa Morelos.