Gabo nos dejó un Jueves Santo, dice Tovar y de Teresa

El presidente de Conaculta dijo que los libros del Premio Nobel de Literatura, su legado, su invaluable regalo al mundo, no tiene tienen límites.

Ciudad de México

El presidente de Conaculta, Rafael Tovar y de Teresa, dijo que Gabriel García Márquez nos dejó un Jueves Santo, entre una luna roja, una granizada épica y un temblor de miedo, digno marco cósmico para el inventor y cronista de la realidad mágica de Latinoamérica.

En el homenaje realizado en el Palacio de Bellas Artes, Tovar y de Teresa dijo que el Nobel de Literatura fue un ejemplo de vida, "vivía a plenitud la armonía que logró con su familia, porque tuvo una familia extraordinaria; una esposa excepcional, que lo acompañó desde 1958, como dicen las reglas sociales: en lo próspero y en lo adverso.

Tovar y de Teresa dijo que en El coronel no tiene quien le escriba encontramos estas líneas: "Es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites". Sus libros, su legado, su invaluable regalo al mundo, tampoco tienen límites.