Fundación Beatriz Beltrones cumple una década de luchar contra el cáncer

Todo comenzó como las miles de historias que hay en México sobre dicho mal; se fundó tras la muerte de un miembro de la familia a quien no le detectaron a tiempo la enfermedad.

México

Era junio de 2004 cuando Beatriz Beltrones, de 76 años de edad, falleció en la ciudad de Cuernavaca, víctima de cáncer. Fue un golpe duro para su familia, que tras la pérdida buscó hacer conciencia en la sociedad sobre esta enfermedad, para que otras personas no pasaran por la misma situación, ya que los médicos les informaron que si la detección del mal hubiera sido oportuna, ella se habría salvado.

A raíz de esta experiencia se creó la Fundación Beatriz Beltrones, que el 24 de diciembre celebró 10 años de su existencia y de ayudar a cientos de mexicanas a detectar la enfermedad a tiempo.

“La fundación lleva 10 años y se creó a raíz de la muerte de mi abuelita, justo lleva su nombre, Beatriz Beltrones, quien tuvo una detección tardía de cáncer de mama y no se pudo salvar. Eso que vivimos fue muy doloroso para toda la familia. Estuvimos investigando y vimos que la única respuesta que había era haberlo detectado a tiempo. Los doctores nos mencionaban que si hubiera sido un diagnóstico oportuno, seguramente ella se hubiera salvado”, relató Sylvana Beltrones, una mujer que ha impulsado la fundación y que sigue buscando que crezca para ayudar a más personas.

En entrevista para MILENIO contó que, tras la tragedia, “nos dimos a la tarea de crear la fundación Beatriz Beltrones, para evitar que otras familias pasen por lo mismo que nosotros atravesamos. Ésta se dedica a la prevención y detección oportuna.

“Yo me integre a ésta desde el principio. Después estuve como vicepresidenta y actualmente estoy como presidenta ejecutiva.

“Empezamos con una y a la fecha tenemos tres clínicas móviles acondicionadas para hacer mastografías y papanicolaos de manera gratuita; éstas van a las zonas que carecen de centros de salud, de escasos recursos o que concentran mano femenina trabajadora”.

Informó: “Ahorita estamos en Sonora, hemos visitado 48 municipios he ido también a Mexicali y Tijuana (…) Hemos ayudado a más de 200 mil mujeres en los diferentes estudios.”

Respecto a los 10 años que tienen de realizar la labor dijo: “Nosotros estamos muy contentos porque la aceptación de la gente ha sido buena en general y nos da mucho gusto que nos hemos ganado su confianza.

“Tenemos solamente personal femenino atendiendo, para que la gente que se atiende se sienta en un lugar cómodo y seguro. Además tenemos un convenio con el oncológico del estado, en donde canalizamos a las mujeres con diagnóstico sospechoso.

“El que confíen en nosotros, se nos acerquen, nos den su testimonio quiere decir que estamos haciendo bien nuestro trabajo, que les dimos confianza, y que los hemos atendido de la manera correcta (...) Les hemos transmitido el mensaje de la prevención.

“Para mí es altamente gratificante tanto en los testimonio de aquellas personas que un diagnóstico oportuno seguramente salvaron su vida”, confesó respecto a su experiencia personal.

Desde otra trinchera

Pero Sylvana no solo ha luchado contra el cáncer desde hace 10 años y con su fundación, también se integró al equipo del Patronato del Instituto Nacional de Cancerología (Incan) para hacer más contra la enfermedad desde otra trinchera.

“Soy parte del Patronato. Ya involucrada en el tema, me he esforzado porque se mejoren los servicios de salud del Incan. Yo lo que he visto durante mi experiencia en la fundación es que muchas veces las mujeres no saben de sus derechos y no los hacen valer.

“Estar en el Incan, para mí, ha sido una gran oportunidad para poder acercar a la gente, sobre todo con esta nueva ala que se ha inaugurado el instituto; ver qué se puede mejorar, que propuestas podemos traer, que nuevas ideas, cómo la gente se siente más segura. El proporcionar mejores servicios de salud ha sido mi labor, el que se actualice y tengan mejores equipos siempre ha sido en lo que he estado avocada junto con todos lo que trabajamos en el Incan, que estamos muy interesados en que funcione, porque es una enfermedad que no discrimina y  todos somos vulnerables.

“Yo me integré al Incan desde que se hizo cargo del Patronato Francisco González, lo que ha sido un orgullo y un honor para mí, ya que es alguien que se ha dedicado a esta labor en cuerpo y alma, y se han notado los resultados, ya sea en las campañas como en todo lo que ha apoyado para que mejoren los servicios de salud del instituto”.

Planes a futuro

Sylvana también compartió los proyectos que tiene en mente en el Incan y en la Fundación Beatriz Beltrones para realizar a futuro.

“Me encantaría abrir una clínica en el centro del país y me gustaría muchísimo tener un convenio con el Incan, justo como réplica de lo que se ha hecho en el estado de Sonora, para poder canalizar a quienes tengan un diagnóstico sospechosos de cáncer.

“El segundo proyecto es unirnos a la campaña. A través de la fundación se dan pláticas a las mujeres; siempre estamos mandando el mensaje que está dando el Incan y que está presente en toda la República y ha tenido muy buena aceptación”.

Reconocimiento

Sylvana Beltrones también manifestó su alegría, ya que compartió que hace poco recibió la norma ISO 9001, lo cual es gratificante para ella y la fundación.

 “Estoy muy contenta de sumarme a este mensaje, sobre todo dispuesta a transmitir a toda la gente que veo a través de la fundación y sumar más esfuerzos.

“El ISO 9001 que es un certificado de calidad internacional por nuestros servicios, con eso nosotros podemos buscar apoyo en el extranjero para México, entonces eso también es muy importante y creo que puede ser un gran apoyo de la fundación”.

Dijo que ello la motiva para seguir con la lucha, por lo que tiene contemplado mejorar aún más los proyectos para la fundación.

“Queremos mejorar y actualizar todos nuestros programas y nuestros equipos, ya que muchos están un poco viejos, y también ayudar a gente a seguir con su tratamiento, en eso también nos estamos avocando”, concluyó.

• • •

- 10 Años cumplió la fundación Beatriz Beltrones el pasado 24 de diciembre; fue creada en Sonora como un organismo no gubernamental, sin fines de lucro

- 50% De las mexicanas portadoras de cáncer se diagnostican en etapas avanzadas, lo que muestra una insuficiente cultura médica sobre el tema, señala la fundación en su web

- 48 Municipios de Sonora han sido recorridos por las clínicas móviles de está organización, para atender a las mujeres que se encuentran en zonas de difícil acceso y sin clínicas cercanas

- 200  Mil personas se han visto beneficiadas por el organismo, el cual les ha dado la oportunidad de realizarse diferentes estudios para hacer diagnósticos sobre cáncer

• • •