Las 'Fridas' travestidas del metro de Sao Paulo

La artista brasileña Camila Fontenele se basa en la imagen de Frida Kahlo para explorar las conexiones entre el arte, la identidad de género y el comportamiento social.
Pieza de la muestra 'Todos pueden ser Frida'
Pieza de la muestra 'Todos pueden ser Frida' (Camila Fontenele)

Sao Paulo

Si uno toma el metro en la estación República de Sao Paulo, o hace transbordo allí, la experiencia puede ser única: el viajero no sólo puede encontrarse con decenas de “Fridas” travestidas, incluso puede encarnar a la célebre artista mexicana y ser inmortalizado.

“Todos pueden ser Frida” es el título de la provocadora muestra que la joven fotógrafa brasileña Camila Fontenele de Miranda expone en el Museo de la Diversidad Sexual, el único en Sao Paulo que se encuentra bajo tierra, en la transitada estación de República.

Apasionada por la figura de Frida Kahlo (1907-1954), Fontenele luce orgullosa un tatuaje a todo color en el brazo con una representación de la pintora mexicana cuando recibe a Notimex en el pequeño museo, visitado por entre 250 y 500 personas diariamente.

“Quise deconstruir la imagen fotográfica de Frida, porque siempre vemos en las revistas temas vinculados a ella, pero en mujeres y sobre moda. Quería algo más poético, para mí Frida está relacionada con otras personas más allá del género. Suelo decir que es única. Yo quise mostrar que los hombres también podían tener algo de Frida. Y que todos podríamos ser Frida”, explica la fotógrafa.


Las imágenes, con una mezcla de explosivo color y provocación, no pasan desapercibidas: se aprecian hombres que encarnan y dramatizan escenas de la vida de Frida, otros que posan como si de la misma pintora se tratara... Y todo ello expuesto a tan solo unos metros de donde los viajeros compran sus boletos de metro.

Se trata de un experimento para capturar las conexiones entre el arte, la identidad de género y el comportamiento social, utilizando el personaje y el estilo visual de Frida Kahlo como base.

“Algunos hombres que aparecen en las fotografías comenzaron a investigar sobre ella cuando hacíamos los ensayos. Muchos aceptaron ser fotografiados por el desafío de tener que transformarse en mujer o usar algún accesorio de ella. “Algunas personas conocen a Frida en la exposición, pero otras vienen porque ya saben quién es. Frida es un personaje en alza en Brasil”, asegura la artista.

La exposición, que muestra una treintena de fotografías tomadas en el último año, se retroalimenta, pues Fontenele lanza un reto a los visitantes: vístanse de Frida y yo los fotografío.

Así, todos los fines de semana, desde el 15 de noviembre y hasta el próximo 14 de diciembre, Fontenele prepara su cámara, trasviste a los visitantes, los maquilla y los fotografía en el mismo museo.

Asegura que este tipo de arte sirve para dar a conocer al personaje, de quien dice se cautivó por “su uso de los colores”, para después interesarse por su vida.

“Mis padres, que no conocían quién era Frida Kahlo, entienden ahora perfectamente por qué me apasiona. Dicen que tengo muchos parecidos con ella”, explica la fotógrafa, que aún no visita México y dice que “quizá el año próximo lo haga” para “aprender más sobre la pintora”.

Inaugurada en noviembre pasado, la muestra estará expuesta hasta el 28 de febrero en el Museo de la Diversidad Sexual de Sao Paulo, creado en 2012 y el único en su género en toda América Latina.