Las otras Fridas de un artista contemporáneo

El artista Franco De Simone intervino algunas pintoras de Frida Kahlo con rostros de otras mujeres y herramientas digitales para crear la exposición Frida Kahlo, an illustrated life.

Canadá

El artista ítalo-canadiense Franco De Simone tiene la convicción de que Frida Kahlo era “una mujer fuerte, que nunca se vio a sí misma como víctima”. Con esa idea expone en Toronto una serie de fotografías inspiradas en la pintora mexicana.

La exposición se titula Frida Kahlo, an illustrated life y se exhibirá hasta el 7 de agosto en la galería Joseph D. Carrier, del centro cultural italiano Columbus Centre.

Se trata de cerca de 30 fotografías de los cuadros de Kahlo, pero con un montaje de rostros o cuerpos de otras mujeres.

El director y fotógrafo explicó que en 2013 vio la exposición de los cuadros de Kahlo en la Galería de Arte de Ontario (AGO, por sus siglas en inglés) y quedó impactado por el colorido y la intensidad de sus obras.

“Me quedé totalmente impresionado del cúmulo de emociones impregnadas en los cuadros de Frida. Después vi una película sobre su vida y su personalidad me atrajo todavía más. Al ver los cuadros de Frida sentí que me obligaban avanzar en un nuevo nivel de mi fotografía, reimaginando su obra, así que fotografié sus obras y pinté y escribí digitalmente sobre ellas. Algo que no había hecho antes” asegura.

En esta serie aparecen obras como La columna rota, Las dos Fridas, pero con rostros de otras seis mujeres, peinadas o vestidas como la pintora. “Fotografío lo que no puedo pintar y pinto lo que no puedo fotografiar”, señaló el artista, quien trabajó en este proyecto durante tres años.

Agregó que al hacer fotografía siempre le han interesado los rostros y por eso le impactó la obra de Frida, además de su fortaleza.

“Tengo seis hermanas, así que conozco muy bien a las mujeres fuertes y Frida era una de ellas, una mujer independiente y fuerte, nunca una víctima”, recalcó.

Una de las modelos que se unieron en este proyecto fue la chilena Doris Risso, quien no sólo aparece sustituyendo el rostro de Frida en una de sus pinturas sino a la Frida misma pintando uno de sus cuadros.

“Para mí es un orgullo representar por unos momentos a la gran pintora mexicana, una artista que pese a su sufrimiento logró hacer obra muy colorida”, afirmó la modelo.