El Franz Mayer muestra a la silla como elemento identitario

En la exposición se podrán observar diversos estilos, materiales y lenguajes de quienes han dado forma al diseño mexicano del mueble.
Será expuesta esta pieza del siglo XVI.
Será expuesta esta pieza del siglo XVI. (Cortesía Museo Franz Mayer)

México

Además de ser mobiliario, la silla ha sido un elemento de poder en diversas épocas y culturas; basta recordar la llegada de Hernán Cortés a México: lo hizo con una silla de cadera, la que utilizaba para moverse en sus reuniones con las diferentes autoridades indígenas. Esta pieza emblemática, clave en la historia del diseño, será objeto de estudio en la reciente exposición del museo Franz Mayer: Silla mexicana. Diseño e identidad.

Más 150 sillas que integran la muestra estarán divididas en dos secciones: "Treinta ejemplos de la Colección Franz Mayer" y "Diseño e identidad". En la primera parte de la exposición se revisaron y eligieron 30 sillas, piezas que el propio Franz Mayer comenzó a reunir en el siglo XX. "Son obras que no han sido muy vistas por el público, y para jugar con el 30 aniversario del museo seleccionamos 30 sillas. El enfoque fue dirigido a antecedentes mexicanos de ese mueble colonial tan famoso", señaló una de las curadoras de la muestra, Mayela Flores.

Una de las piezas que sobresalen en esta sección es una silla de principios del siglo XVI, trabajada en terciopelo, con bordados que revelan que tenían un relleno de papel con impresos o escritos de la época. Las otras 29 piezas que la acompañan son de los siglos XVI, XVII y XVIII, afirma Flores.

Ana Elena Mallet, curadora de la sección "Diseño e identidad", explicó que esta parte de la exposición es un discurso cronológico que va de 1900 a la actualidad: "El recorrido comienza con la silla del antecomedor de la Casa Requena, mito del diseño mexicano, exponente del art nouveau". La idea es presentar sillas y asientos de diseñadores, arquitectos mexicanos y empresas emblemáticas en el diseño mexicano del siglo XX.

Mallet comentó que aunque en México no se podría exponer cómo a través de las décadas han cambiado los materiales, ya que el desarrollo industrial en el país no fue tan evidente, sí se verán estilos, materiales y lenguajes de los propios diseñadores y arquitectos. Se podrá encontrar mobiliario doméstico y público, obras pertenecientes a aproximadamente 100 diseñadores y arquitectos.

Se tiene piezas, por ejemplo, de la galería Chippendale, una marca que empezó en México en 1947, y de Malinche Monterrey, una de las fábricas más productivas que comenzó sus actividades a finales del siglo XIX. En la exposición también se incluyeron piezas de arte popular como el butaque, pieza que diversos diseñadores mexicanos del siglo XX reinterpretan y rediseñan.

"La silla es una de las piezas emblemáticas del diseño, son objetos que pueden representar el momento histórico-cultural en la que fueron hechas; habla no solo de la ergonomía sino también de las costumbres y los materiales con los que se experimentaba en dicho momento", añadió Mallet.

Algunos de los diseñadores cuyas piezas son expuestas son Óscar Hagerman, Ezequiel Farca, Pedro Ramírez Vázquez y Pedro Friedeberg, entre otros. La madera, el plástico, la cerámica y el metal son los materiales que resaltan el trabajo de los artistas que construyeron la historia del diseño de la silla en México.

Finalmente, Héctor Rivero Borrell, director del recinto, recapituló que "hace mucho tiempo se pensaba que en México no se podían encontrar diseños propios; sin embargo tenemos una gran riqueza, una gran cultura, y la prueba está en esta exposición". Añadió que el museo tiene un proyecto con Arquine para la realización de un libro que hable de la silla mexicana, de su creatividad, diseño e identidad. 

***

'Silla mexicana. Diseño e identidad' será inaugurada el viernes y podrá ser visitada hasta el 17 de abril. Museo Franz Mayer, av. Hidalgo 45, Centro Histórico.