Celebrará Toledo cumpleaños en Bellas Artes y en el MAM

El maestro prepara, para conmemorar su aniversario número 75, una exposición en el Museo de Arte Moderno, dice Graciela Toledo.
María Cristina García Cepeda  le entregó un reconocimiento.
María Cristina García Cepeda le entregó un reconocimiento. (Especial)

México

Aunque siempre ajeno a los festejos y reconocimientos, el maestro Francisco Toledo empezó las celebraciones por sus 75 años de vida, desde el pasado fin de semana en la ciudad de Oaxaca y, continuarán este miércoles en el Palacio de Bellas Artes, en la Ciudad de México. Y lo mejor está por venir, el maestro prepara, para festejar el aniversario de su natalicio, una exposición en el Museo de Arte Moderno (MAM).

Graciela Toledo, hermana del artista y también galerista, dice que "están en pláticas para que esa muestra del maestro Toledo, que todavía no se arma, sea en el MAM".

Mientras tanto Francisco Toledo trabaja en su taller obras en cerámica que denuncian lo que él llama "la violencia y atrocidades de Ayotzinapa y Tlatlaya", donde el color rojo es una constante en su protesta artística.

Esta muestra no la tenía planeada, se fue dando ante los hechos de violencia y la actuación de las autoridades, ya que a principios de año, cuando se le preguntó si tenía alguna exposición en puerta para festejar sus 75 años de edad, que los cumplirá en el próximo 17 de julio, él respondió:

"No, yo quería hacer una serie de cuadros sobre unos temas, pero no he podido hacer nada, completar una serie, si tuviera una producción grande de vidrio, tal vez eso sería lo próximo.

"Ni qué celebrar, todo va para abajo !ah! Estoy aquí en Oaxaca donde me vine a refugiar como los elefantes viejos que se van a morir a un cementerio que ya tienen escogido, igual yo, aquí me quedo, aquí estudié, aquí he vivido y estoy muy ligado a esta ciudad, más que al lugar donde nací". (MILENIO/ 01/17/2005).

Festejos en Oaxaca

Por su sobresaliente trabajo artístico, por su destacada labor como activista, luchador social y filántropo, por su promoción y conservación del patrimonio cultural mexicano y del medio ambiente, el artista Francisco Toledo recibió un reconocimiento el pasado fin de semana en la ciudad de Oaxaca, por parte de María Cristina García Cepeda, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

En un comunicado, la institución señala que esta distinción se la otorgó al artista de raíces juchitecas, en compañía de los trabajadores del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO).

"Francisco Toledo es considerado uno de los mayores artistas vivos de nuestro país. Impresor, dibujante, escultor y ceramista".

Toledo fue festejado con un pastel de siete pisos que representan las instituciones que, por su iniciativa forman parte del patrimonio cultural que ha legado a Oaxaca y a México: la editorial Calamus, la Fonoteca Eduardo Mata, el cineclub El Pochote, el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa), el Taller Arte Papel Oaxaca y el IAGO.

Activista Social

A punto de cumplir sus 75 años de edad, Toledo inició el año 2015 donando su legado artístico al pueblo de México. A cambio de un peso entregó el IAGO al INBA.

Todavía no terminaba el mes de enero y viajó a la Ciudad de México a protestar. Lo hizo de viva voz y a través de una exposición El maíz de nuestro sustento, con la cual se inició una campaña para recolectar firmas en contra del maíz transgénico. Ahí exigió al gobierno federal no dar carpetazo al caso Ayotzinapa.

En marzo regresó para inaugurar los Carteles por Ayotzinapa en el Museo Memoria y Tolerancia y volar 43 papalotes diseñados por él.

En este mes ha protagonizado una lucha por defensa por el Cerro del Fortín donde se pretende construir un Centro de Convenciones.