Con Francia como invitada, la Filij festeja sus 35 años

Los niños y los jóvenes podrán escoger de entre 2500 actividades para gozar de esta gran feria, en la que participan 374 sellos editoriales y 320 artistas.
En esta fiesta se realizarán más de mil sesiones de talleres.
En esta fiesta se realizarán más de mil sesiones de talleres. (Francisco Segura)

México

Son las primeras horas de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij) y ya corren por las áreas verdes del Centro Nacional de las Artes (Cenart): sus uniformes tienen distintos colores, incluso vienen de diferentes grados, con disciplinas diversas, pues algunos marchan, mientras otros se pierden entre los pabellones, entre libros y espacios de talleres.

Esta fiesta llega a sus primeros 35 años de existencia y, por primera vez, cuenta con un país invitado de honor: Francia, que llega con un amplio programa de actividades para impulsar la idea de que si la lectura se fomenta desde la más corta edad, “se obtiene mucho más”, según Maryse Bossiére, embajadora francesa en México.

“Y es crucial, que es una ventana abierta al mundo y al imaginario, que suprime todas las distancias sociales, y también las penas en todos los momentos difíciles de la vida. Un niño que lee va a ser un adulto con mayor capacidad de reflexión, va a ser maduro, más feliz, lo que conservará siempre: una chispa, un espíritu de la infancia”.

Fueron palabras pronunciadas en la inauguración oficial de la Filij, que terminará el 16 de noviembre, donde la diplomática reconoció que la feria tiene un gran parecido con el Salón del Libro Infantil y Juvenil de París, sobre todo por la alegría, entusiasmo y placer del público.

Ámbito familiar

El programa de la Filij incluye 2 mil 500 actividades, entre ellas 180 presentaciones editoriales, más de mil sesiones de talleres para bebés, niños y jóvenes, la presencia de 320 artistas y la oferta editorial de 374 sellos con más de 49 mil títulos, con lo que “se impulsa el gusto del niño por el libro como en pocos otros momentos del año en México”, en palabras de Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta.

 Ante José Ángel Echeverría, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), y José Carreño Carlón, director del FCE, el funcionario resaltó la importancia de ver a los niños y jóvenes acompañados por sus padres o sus abuelos durante las actividades de la feria, los primeros que vinieron a la feria hace 35 años, porque eso demuestra que por más esfuerzos que puedan hacer las instituciones en la tarea educativa y cultural “es en la casa, en el ámbito familiar, donde se fomenta la lectura”.

“Y están conscientes del universo pleno que abre el libro, como si se trata de ir abriendo puertas en el conocimiento y en la apertura del espíritu”, destacó Tovar y de Teresa, quien adelantó que en los próximos días se darán a conocer los principales indicadores de una Encuesta Nacional de Lectura, trabajada desde el año pasado, que vendrá acompañada del Programa Nacional de Lectura, “que será la respuesta para aquellos puntos donde se tenga que apoyar de manera especial” el desarrollo de esa actividad.

También fue abierta la exposición El curioso Jim, de Mathias Piccard, en la Galería Central de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, e iniciaron actividades para profesionales, de fomento a la lectura, presentaciones de libros, asistencia de autores como Francisco Hinojosa — quien concluye su periodo como Embajador Filij—, Ricardo Chávez Castañeda, Benito Taibo, Alejandro Magallanes y Valeria Gallo, entre otros.

Entre los espacios se encuentran las Bebetecas Sol y Luna, la Carpa de Ciencia, los Cuentódromos, el Centro de Lectura Digital y la Sala de Lectura Interactiva, la cual se convertirá en sede de la celebración del Día Nacional del Libro, dedicada a la figura de Rafael Bernal, el autor de El complot mongol.

Celebran a Rafael Bernal

El presidente de la Asociación Nacional del Libro, Jorge Flores, presentó el título con el que se festejará el Día Nacional del Libro el próximo 12 de noviembre, que se entrega de manera gratuita a quienes adquieran una obra en ese fecha.

“Hemos publicado ya 35 obras de autores destacados, empezando por sor Juana y luego Alfonso Reyes, José Vasconcelos, Martín Luis Guzmán, Octavio Paz y Carlos Fuentes. Este año elegimos a Rafael Bernal, conmemorando los 100 años de su natalicio, con el libro El fin de la esperanza. Bernal publica en 1941 su primer libro, y en 1948 se publica, por única vez  en la historia, una novela muy difícil de distribuir, dado su tema y contenido, muy crudo y realista”.

En 1979 se instituyó, por decreto presidencial, el 12 de noviembre como fecha para celebrar el Día Nacional del Libro, en el día del nacimiento de sor Juana Inés de la Cruz, con el propósito de darle al libro mayor difusión a nivel nacional, fomentar la cultura y promover y reconocer a escritores mexicanos, con lo que desde 1980 comenzó la tradición de regalar un volumen conmemorativo.