Fototeca y Cineteca renuevan sus bóvedas

Los espacios, que tuvieron una inversión de 9 millones de pesos, cuentan con tecnología de restricción de accesos, sistema de circuito cerrado y control de temperatura.
Las bóvedas resguardan más de 400 mil imágenes entre fotografías y negativos, así como 800 cintas en distintos formatos.
Las bóvedas resguardan más de 400 mil imágenes entre fotografías y negativos, así como 800 cintas en distintos formatos. (Foto: Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Las bóvedas de resguardo para la Fototeca y Cineteca Nuevo León cuentan con una infraestructura actualizada, que les permite ser uno de los espacios de almacenaje de mayor nivel en el norte de México.

Con una inversión de 9 millones de pesos, los espacios cuentan con tecnología de restricción de accesos, control de temperatura, sistema de circuito cerrado, entre otras innovaciones.

Ubicadas al interior del Parque Fundidora, las bóvedas resguardan poco más de 400 mil imágenes entre fotografías y negativos, así como 800 cintas en distintos formatos.

Con la presencia de autoridades de la Filmoteca Nacional y del Sistema Nacional de Fototecas, las bóvedas fueron reinauguradas y presentadas ante vocales del Consejo para la Cultura y las Artes del Estado (Conarte), fotógrafos locales y distintas personalidades.

Modificaciones
Los principales cambios tienen que ver en las cuestiones de infraestructura y equipo técnico de control de temperaturas y humedades, así como de accesos.

Se aislaron los espacios para evitar filtraciones de luz, polvo y calor. El piso fue elevado 20 centímetros, como una manera de protección ante posibles inundaciones, las cuales ha sufrido el espacio hace algunos años.

En lo que refiere a los accesos, ahora se cuenta con controles de sistema biométrico, es decir, que registra huella digital para autorizar el acceso. También se actualizó el sistema de circuito cerrado, el equipo extintor de incendio, además de programar recorridos de personal de vigilancia durante 24 horas.

Durante el recorrido a medios fue posible apreciar algunos daños en el mobiliario que soporta el material a resguardar, como abolladuras y raspones.

Son 500 metros cuadrados donde se resguardan joyas de la fotografía, como las 43 mil imágenes que están siendo procesadas del Fondo Fundidora, o las más de 800 películas, cintas y documentales en la Cineteca.

"Estas bóvedas cumplen muy bien con los requisitos que se tenían para la preservación, pero además está cobijado en la parte de los procesos de revisión y reparación de las películas, con lo cual se preservan de mejor manera", indicó Guadalupe Ferrer, directora de la Filmoteca UNAM.

Por su parte, Juan Carlos Valdez, director del Sistema Nacional de Fototeca, reconoció que con estas adecuaciones la Fototeca Nuevo León se ubica como una de las mejores de México y la principal del norte del país.

Katzir Meza Medina, presidente del Conarte, aseguró que con estos cambios se preserva la memoria visual del estado.

"Nuestras bóvedas se ubican en el más alto nivel de calidad nacional e internacional", refirió.

Los recursos por 9 millones de pesos fueron otorgados por Conaculta y la LXII Legislatura del Congreso de la Unión.