Folkways, guardián de la cultura sonora del mundo

El catálogo de este sello discográfico es sumamente diverso e incluye música, poesía, educación y grabaciones de campo; ha dado a conocer grandes figuras, como Woody Guthrie y Pete Seeger.
Contribuyó al renacimiento de la música folk en Estados Unidos.
Contribuyó al renacimiento de la música folk en Estados Unidos. (Especial)

México

Muchos años antes de que se ventilara tanto el asunto de la diversidad cultural, el sello Folkways Recordings, dependiente del Instituto Smithsoniano, hacía de la idea su credo en su labor cotidiana. Desde 1948  ha grabado más de 3 mil 300 álbumes de testimonios sonoros de diversos rincones del mundo.

En su página de internet se indica que en Folkways Recordings creen “que la diversidad musical y cultural contribuye a la vitalidad y la calidad de la vida en todo el mundo”. Esta convicción mueve el trabajo de Danniel Sheehy, director del Centro Smithsoniano para la Vida Folclórica y la Herencia Cultural, quien se formó como etnomusicólogo en la Universidad de California en Los Ángeles. Comenzó a trabajar en Folkways en una serie de música latina, que actualmente va su en su álbum número 41.

El catálogo de Folkways es tan variado como el mundo. Dio a conocer a grandes figuras, como Woody Guthrie, Pete Seeger y Leadbelly, redescubrió música estadunidense de los años veinte y los treinta, y llevó las culturas del mundo de uno a otro extremo del planeta.

¿Cuál es el impacto de Folkways?

Es un icono de la presencia de la música y la cultura folclórica en EU y en el mundo. Desde que Moses Asch fundó el sello en 1948 como una compañía privada en Nueva York tuvo una influencia profunda. Por ejemplo, contribuyó al renacimiento de la música folk en EU, lo que también tuvo un importante  impacto fuera de sus fronteras. Folkways fue la primera compañía de lo que ahora llamamos música del mundo; luego siguieron muchas otras, como Arhoolie, Rounder y Noneshuch.

¿Cómo define el interés de la compañía?

Tenemos tres venas principales: la primera es la música del mundo; la segunda es lo que llaman americana en Estados Unidos, que básicamente significa música anglo y afroamericana, y la tercera vena, la más grande, es la música para niños. Por ejemplo, estamos trabajando en un nuevo disco de José Luis Orozco, originario de DF, quien tiene como 30 años en Estados Unidos.

¿Tienen algún tipo de público en mente?

Nuestra identidad es ofrecer cosas diferentes a personas diferentes. Algunos nos ven como una compañía de discos para niños y otros vienen a nosotros por los discos de blues, mientras aquellos vienen por música de los Apalaches o de los Andes peruanos.

¿Reciben ayuda gubernamental?

En términos de salarios, Folkways es autofinanciable, y el Instituto Smithsoniano, que en parte es gubernamental y en parte capital privado, nos da el espacio, abogados y gente que apoya nuestro trabajo. Cuando los familiares de Asch vendieron la compañía querían que las grabaciones siguieran disponibles al público para siempre, en lugar de venderla a alguna compañía grande que hubiera guardado la mayor parte del material en bodegas. Así que algunas veces decimos de chiste: Folkways está en el negocio para siempre.

¿Qué hay por escuchar en el mundo?

Existen cerca de 5 mil culturas en el mundo, hablando en términos generales. Imagina si una cultura tiene cinco géneros de música, aunque tienen muchas más, pero pongamos ese número. Es decir: hay 25 mil tipos diferentes de música. ¿Cómo puedes documentar todo eso? En este momento tenemos 45 mil pistas de sonidos grabados, disponibles en nuestra página www.folkways.si.edu, que provienen de 3 mil 300 álbumes, aproximadamente.

Háblenos de la colección de la Unesco que están distribuyendo.

De 1961 a 2003, la Unesco, en colaboración con el etnomusicólogo Alain Daniélou, publicó la serie Collection of Traditional Music of the World, pero la organización dejó el mercado del disco y toda la colección llegó a nosotros. Estamos relanzando dos álbumes a la semana, y cada álbum es acompañado por dos blogs, uno de una persona que sabe sobre la música en cuestión, y otro sobre alguien no sabe nada pero que se fascinó por esa música y quiere aprender más. Al final tendremos 252 blogs disponibles en nuestra página.

El lado humano a través de la música

Sobre la importancia de la música que difunde Folkways Records, Danniel Sheehy manifiesta su deseo de que “esta música siga existiendo por siempre, si no es que más. Una vez le pregunté a un abogado qué tan larga era la perpetuidad y me dijo: ‘Es la vida de la nación, más cinco mil años’. Así que no tengo idea a cuánto equivale la perpetuidad”, dice con una carcajada.

Recuerda que hace tiempo fue a dar una plática en Corea y las primeras grabaciones que puso eran de 1951-52, exactamente durante la Guerra de Corea. “En los sesenta estaba el movimiento de los derechos civiles, y la compañía grabó muchos discos relacionados, durante la guerra de Vietnam editó música de ese país. Así que la herencia que nos han legado en Folkways es ser estratégicos en apoyar gente y culturas que están en problemas. Por ejemplo, grabamos a los músicos maestros de Afganistán durante el inicio de la guerra con esa nación. Nosotros buscamos ver el lado humano del mundo, a través de la música”.