Los Folkloristas, en las raíces de la música mexicana

A través de 48 años de trayectoria, en los que han resistido los embates de proclamarse independientes y con ello acceder a la libertad que pocos pueden gozar, con la convicción de que apreciar ...
Son 48 elementos que han pasado “cada uno dejando su granito de arena con mucho trabajo”.
Son 48 elementos que han pasado “cada uno dejando su granito de arena con mucho trabajo”. (Especial)

Toluca

Las raíces de México a través de la música, han sido difundidas por Los Folkloristas a través de 48 años de trayectoria, en los que han resistido los embates de proclamarse independientes y con ello acceder a la libertad que pocos pueden gozar, con la convicción de que apreciar los orígenes de este país, "es apreciar a tu gente".

El canto del campesino, de los indígenas del medio rural aislado "eso es el folklor, cómo viven, qué hacen, a través de su música empiezas a darte cuenta de una serie de realidades, todo el arte que se expresa, la creatividad de sus melodías, de la gente más marginada del país", expresó en entrevista para MILENIO Estado de México, José Ávila, fundador e integrante del grupo.

La difusión de la música folklórica, se ha limitado a creer que solamente está en el ballet folklórico "eso no es cierto, México es uno de los países más ricos del mundo en música, hay miles de cosas, pero solo se conoce el mariachi y el jarocho y a veces un huastequito, nada más".

El problema son las políticas culturales, que han desechado esta riqueza "piensan esto ya es viejo, no le dan el valor que realmente tiene, y el que puede tener para las personas conocer sus raíces y saberse muy, muy orgullosas de lo que tiene y lo que es México, y como latinoamericanos, porque México es Latinoamérica".

"Si tú conoces tu raíz y la aprecias vas a apreciar a tu gente, vas a ser una persona más integra con conocimiento general de dónde estás parado, no es nada más lo mío y mi espacio, si conoces tu raíz, solito vas a hacer cosas que no vayan en contra de tu propio pueblo".

El malinchismo perdura, todavía hay creencias de que la música de los pueblos mexicanos, "-no es arte, eso es de indios-", entonces no hay aprecio, no existe respeto por el otro. Parte de los resultados son las situaciones de violencia que se viven en el país, "si fuera consciente (el mexicano) y apreciara lo nuestro, nuestras raíces, otro gallo nos cantaría".

"La tendencia de esta sociedad es hacia elpoder, el dinero y lo demás está por abajo, los valores quedan al final".


Sin embargo, "el mercado domina y hablo del sistema, el neoliberalismo, la penetración cultural, eso hace que las manifestaciones de cada lugar sean minimizadas, entonces viene una unificación global del poder, del imperio, o de los imperios y preferimos lo gringo".

"La tendencia de esta sociedad es hacia el poder, el dinero y lo demás está por abajo", los valores quedan al final, y entonces se generan conflictos como los que hay hoy en día, "la música es vida, paz, todo mundo debería estar haciendo música, el dinero es simplemente una cosa cotidiana, pero falta no escupirle al que está junto, no meterle la pata".

Los ha mantenido su terquedad

"Somos re tercos" expresa José Ávila, durante 48 años han continuado con la misma línea, no han cedido a los manjares que promete depender de una institución o una empresa, "es nuestra función, nosotros debemos de mostrar la música como es, como la producen los campesinos, los indígenas quizá con un pequeño barniz, para mostrarlo al público".

Confiesa ha sido una carrera de mucha resistencia, "nunca hemos dependido de ninguna institución ni hemos sido subsidiados por nadie", y cuando ha habido una posibilidad de recibir un apoyo, prefieren hacerse a un lado.

"Porque siempre adquiere uno compromisos y el grupo es muy independiente, hacemos la música que nosotros queremos y creemos que está bien, y no admitimos sugerencias especiales o alguna invitación que no sea dentro de la línea del grupo".

"Somos re tercos", no han cedido a los manjares que promete depender de una institución o una empresa.


Los costos de no sujetarse es "bregar todos los días, ninguno de nosotros vive de los Folkloristas, todos tienen otro tipo de actividades aparte, pero el grupo es prioritario para todos, es un trabajo de mucha responsabilidad por los años y lo que hacemos, quienes entran adquieren esa responsabilidad".

Son 48 elementos que han pasado "cada uno dejando su granito de arena con mucho trabajo interno, es muy difícil mantener un grupo mixto, pero la labor del grupo siempre ha estado por arriba".

Pese a que falta mucha difusión de este tipo de música, "es encantador ver cuando tememos la oportunidad de presentarnos, ver cómo se transmite, cómo sí llega, cómo la gente se identifica con su raíz".

"Por eso estamos aquí, si no quizá no estaríamos, pensamos que estamos realizando un trabajo que vale la pena para que los jóvenes que escuchen, creen sus propias tendencias en cualquier género si quieren fusionar que lo hagan, pero que conozcan la raíz que es la base".

La agrupación, que alista su nuevo disco dedicado al tema de la muerte desde diferentes perspectivas de los países latinos, ofreció un concierto en el Aula Magna de Rectoría como parte de las actividades de "Abril, Mes de la Lectura", que organiza la UAEM, a través del cual llevaron al público a un viaje musical por América Latina, con decenas de instrumentos cuyo sonido han compartido en diversos países como Alemania, España, Italia, Canadá entre otros.