Fiusha llevó el funk al Oasis Jazz U Festival

La banda de funk jazz, Fiusha, se presentó en el Oasis Jazz U Festival realizado en el foro Oasis Arena, donde mostraron porque  son los portadores del estandanrte del funk en México.
"Para que una banda suene bien tiene que haber una especie de hermandad" afirman sus integrantes.
"Para que una banda suene bien tiene que haber una especie de hermandad" afirman sus integrantes. (Cortesía Fiusha )

Cancún

Hace casi dos décadas, los músicos que conformarían Fiusha, banda de funk jazz, manejaban otro concepto musical. Como estudiantes de música en la Escuela Fermata experimentaban con la fusión, con piezas muy largas y muchos solos, tratando de incorporar lo que iban aprendiendo en clase.

El septeto se presentó la noche del sábado en el Oasis Jazz U Festival y demostró por qué es uno de los portadores del estandarte del funk en México. Luego de una carrera de 16 años, de acuerdo con Uller, su guitarrista y cantante, su propuesta "incluye temas más redondeados, mucho más concretos, más cortos y que fluyen más", dijo en entrevista previa a su presentación.

Los asistentes a la última sesión del festival pudieron escuchar una presentación cargada de la adrenalina que provocan en vivo las voces de Jenny Beaujean y Uller –más su guitarra–, los teclados de Edo, el bajo de Fermín Fortiz, la batería de Mou, la trompeta de Alán Fajardo y las percusiones de Fernando Su. La noche del viernes Cancún era una fiesta, al menos en el foro Oasis Arena, donde se presentó el grupo como preámbulo al concierto de Chaka Khan.

Para Uller el sonido festivo del grupo explica por el hecho de que algunos de sus integrantes "proveníamos de un ambiente rockero. Cuando entramos a la carrera y nos dedicamos cien por ciento al jazz, tuvimos que aprendernos los standards de todos los tiempos. Pero más adelante, entre el rock y el jazz encontramos un punto medio que es el funk. El funk tiene la intensidad del rock y, al mismo tiempo, el intelecto y la improvisación del jazz".

El funk, agregó el percusionista, "es muy fiestero, muy de baile. Los jóvenes lo están redescubriendo porque durante varios años se le perdió la pista, pero nosotros estamos tratando de que regrese a las masas".

Si el funk es el elemento aglutinador del estilo de Fiusha, además "hay una riqueza increíble de ritmos, incluso hay algunas cosas de tendencia más latina", afirmó Uller. En este sonido, intervino Fernando, tiene que ver "la complejidad del jazz, fundamental en este estilo, más la fuerza del rock."

Algunas de las letras de las canciones del grupo son en inglés y otras en español, pero como indicó Uller, "hay algunas donde el verso está en español y los coros en inglés. Es un reto hacer el funk en español, porque la rítmica es muy difícil y hay que adaptarla. Pero, a final de cuentas, ambos idiomas han sido parte de nuestra formación."

Pero no todo es fiesta en la propuesta de Fiusha, aseguró el guitarrista y cantante. Por ejemplo, las letras de su disco más reciente, Funk the Power, realizado en 2014, "hablan de cuestiones relacionadas con la política, la religión y los problemas sociales. Son letras que tienen más de cuestionamiento que de simplemente invitar a pasarla bien –que también es un elemento del funk–. Me atrevo a decir que es un disco más serio, en ese sentido, aunque siempre estará el elemento de fiesta".

Participar en el Oasis Jazz U Festival en Cancún significa para Fiusha un reconocimiento al trabajo de 16 años, aseguró Uller. "Es un poco difícil encontrar los espacios y las oportunidades, sobre todo para brindar la experiencia de que la gente escuche a la banda en vivo. En Fiusha hay una hermandad y eso es algo propio del funk. Para que una banda suene bien tiene que haber una especie de hermandad, o suenas o no suenas, eso es lo difícil del género".