Firma japonesa usa robots como dependientes en sus tiendas

La empresa de telefonía celular Softbank dio una demostración del androide que puede comunicarse e interpretar las emociones de sus interlocutores.
Son Masayoshi, director ejecutivo de la compañía, dijo que Pepper “ayudará a minimizar la tristeza”.
Son Masayoshi, director ejecutivo de la compañía, dijo que Pepper “ayudará a minimizar la tristeza”. (Toru Yamanaka/AFP)

Tokio

La compañía japonesa de telecomunicaciones Softbank presentó ayer en Tokio, Japón, un robot que, además de tener la capacidad de comunicarse con las personas, puede interpretar las emociones de sus interlocutores, por lo que la empresa utilizará al androide como dependiente en sus tiendas de telefonía celular.

El autómata, bautizado Pepper, ha sido desarrollado de forma conjunta por SoftBank Mobile Corp y la compañía francesa de robótica Aldebaran Robotics, y es “el primer robot personal del mundo capaz de leer emociones”, afirmó en un comunicado la empresa nipona, la cual es líder del sector de telefonía móvil en el país asiático.

Pepper también será lanzado al mercado japonés en febrero de 2015 con el objetivo de que cualquier persona lo pueda comprar y programar para darle un uso casero, con un precio calculado en 198 mil yenes (aproximadamente 25 mil pesos mexicanos).

Los planes para su venta en el extranjero aún están en análisis, por lo que la compañía no pudo dar detalles de cuándo estará disponible en otras naciones o en qué idiomas podrá funcionar, además del japonés.

A partir de hoy los visitantes de los establecimientos de Softbank en los distritos comerciales de Ginza y Omotesando de Tokio podrán conversar con el androide “de forma natural” y como si fuera un interlocutor humano, aseguró Son Masayoshi, director ejecutivo de la empresa, al presentar a Pepper durante una rueda de prensa.

Softbank añadió en el comunicado que planea colocar más robots del mismo tipo en sus tiendas de todo el país para “servir” a sus clientes, aunque no especificó si el objetivo es que los autómatas sustituyan de forma progresiva a sus empleados humanos.

La presentación

La máquina, que carece de piernas pero tiene manos que hacen suaves gestos, apareció en el escenario susurrando y silbando, para después chocar las manos lenta y dramáticamente con el director ejecutivo de Softbank en una escena similar a la de la película ET.

“Se trata de un robot que se comporta de forma autónoma, y está alimentado por el amor”, comentó Masayoshi, quien también señaló que el humanoide “ayudará a minimizar la tristeza en Japón y en todo el mundo”, debido a que Pepper también es capaz de bailar y hacer bromas, entre otras cualidades “de entretenimiento” que el robot puede aprender por sí mismo a partir de la interacción con las personas.

Estas funciones además podrán ampliarse mediante la instalación de aplicaciones en cuyo desarrollo ya está trabajando Softbank.

El autómata, que tiene una altura de un metro con 20 centímetros y pesa 28 kilogramos, está equipado con una interfaz de “reacción pro-activa” que le permite reconocer la voz humana, analizar su tono e interpretar gestos faciales o lenguaje corporal, habilidad que le permite saber si su interlocutor está triste o enojado y así ayudarlo a que se ponga de mejor humor.

Pepper tiene grandes ojos, cabeza y extremidades superiores articuladas, se desplaza con un juego de ruedas que están instaladas en su tren inferior y cuenta con una autonomía de energía de hasta 12 horas.

“Nuestro objetivo es desarrollar robots afectuosos que puedan hacer sonreír a la gente”, señaló Masayoshi.

Androides de compañía

Los robots de compañía para humanos no son nuevos en Japón, pero hasta la fecha ningún androide de esta clase se ha convertido en un éxito en ese mercado.

La empresa Sony sacó del mercado al perro robot Aibo en 2006 pese a la indignación de sus fanáticos. En esa época Sony desarrolló un robot para niños similar a Pepper, pero mucho más pequeño, capaz de bailar y hacer movimientos simpáticos, aunque nunca se lanzó comercialmente.

Honda ha desarrollado al robot Asimo, que habla y camina, pero es demasiado sofisticado y caro, y solo se usa en presentaciones de modelos de la compañía y actos de gala. Aun así, es común que falle debido a su complejidad.

SoftBank, propietaria de la firma estadunidense del mismo sector Sprint Nextel, puso en marcha en 2010 un plan para desarrollar robots con inteligencia artificial avanzada, y en 2013 creó una filial específicamente destinada a la producción comercial de autómatas para el hogar y para el ámbito sanitario.

• • •

 Jet militar se estrella en vecindario de EU

Un jet de la Infantería de Marina se estrelló ayer en una zona residencial y destruyó dos viviendas en una comunidad del desierto del sur de California sin que hubiera víctimas, pues a pesar de que la aeronave estalló al caer en una calle llena de casas, nadie resultó herido en tierra, detalló el teniente primero José Negrete.

El piloto salvó la vida al catapultarse de la aeronave, fue llevado a un hospital para que lo evaluaran y después lo dieron de alta, dijeron las autoridades. El Harrier AV-8B cayó en un patio delantero alrededor de las 4:20 de la tarde en Imperial, un poblado de 15 mil habitantes cerca de la frontera con México, 145 kilómetros al este de San Diego.

Los restos del avión militar cayeron sobre la azotea de una de las casas, la cual quedó prácticamente destruida, abundó John Ferguson, teniente coronel de la Marina.

La explosión e incendio destrozó otra vivienda aledaña y provocó daños severos en otra casa más. La que registró los mayores daños perdió el techo pero sus paredes y ventanas quedaron intactas.

En julio de 2012 otro Harrier AV-8V se estrelló en una zona despoblada a 24 kilómetros de la base aérea, que figura entre las de mayor actividad en el mundo de la Infantería de Marina y es utilizada para entrenar a pilotos militares de Estados Unidos.

AP/Imperial, California

• • •