Fin a la polémica por el Jiménez Rueda

Estamos en la mejor disposición de contribuir a que no se pierda ese foro, dice el titular de Prestaciones Económicas del instituto de seguridad social.
Interior del teatro que presenta problemas estructurales.
Interior del teatro que presenta problemas estructurales. (Jesús Quintanar )

México

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Instituto  de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) darán a conocer, antes del 31 de marzo, un convenio especial de colaboración con diversas acciones se buscará solucionar el impacto que provocará en la comunidad teatral el cierre del Teatro Julio Jiménez Rueda.

Ante la inminente desaparición del teatro ubicado en Plaza de la República 154, hubo diversas manifestaciones encabezas por integrantes de la comunidad artística ante lo que consideran un atropello. La protesta llegó hasta el Congreso de la Unión, en particular la Cámara de Senadores. El conflicto concluirá con un acuerdo entre INBA e Issste, el cual es analizado por los departamentos jurídicos de ambas instituciones.

Florentino Castro López, director de Prestaciones Económicas, Sociales y Culturales del Issste, lo confirma en entrevista. “Este conjunto de edificios que fueron la sede tradicional del Issste tiene problemas relacionados con su estructura. El Teatro Jiménez Rueda está bien, pero es vecino de un edificio que fue desalojado desde 2012 con problemas estructurales y el cual  se ha ido recargando en este edificio con el número 154.

“Cuando hay un temblor, el ruido entre los dos edificios es brutal. Por supuesto, si el temblor fuera fuerte implicaría un riesgo muy grande. Ante dicho problema nosotros mismos tuvimos que abandonar este edificio y mudarnos a otras oficinas en Avenida Patriotismo, luego de los dictámenes de empresas que nos recomendó el Gobierno de la Ciudad de México.”

Castro López adelanta que están trabajando en un nuevo acuerdo que supla el viejo convenio que se firmó en 1965, en el que se establecía que el INBA recibiría el Teatro Julio Jiménez Rueda para su uso y programación. Con la firme intención de encontrar una salida que deje satisfecha a cada una de las partes, aseguró que ya trabajan en ello. “Hay un borrador realizado por el jurídico de las dos instituciones para encontrar una solución. Llegaremos a un acuerdo con el INBA para elegir el mejor lugar donde no se pierda el teatro”.

Asegura que siempre se le ha manifestado al INBA que “el Issste está en la mejor disposición de contribuir a que no se pierda ese teatro. Hemos estado en pláticas con Bellas Artes y con el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes, que es el organismo que ve los inmuebles que son propiedad del gobierno federal y hemos estado analizando algunas opciones. Pero también hemos estado viendo algunos terrenos donde se pueda construir algún foro”, si bien reconoció el funcionario que el Issste no ha definido un presupuesto para esa opción.

No será la primera vez que ambas instituciones signen un convenio. Cuatro años después de que se creó el recinto por decreto presidencial en febrero de 1961, se entregó para su servicio a la Secretaría de Educación Pública, que a su vez lo cedió al Instituto Nacional de Bellas Artes.

Opciones para el nuevo foro

Blanca Alcalá, presidenta de la Comisión de Cultura de la Cámara de Senadores, que ha servido como intermediaria entre el INBA y el Issste, dijo a MILENIO que confía en que ambas instituciones llegarán al mejor de los arreglos para buscar un foro, un lugar que pueda albergar a la Compañía Nacional de Teatro”.

La directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, María Cristina García Cepeda, anunció que buscarían un espacio que sustituyera al Teatro Julio Jiménez Rueda. El INBA incluso indicó que no se puede oponer a la demolición de este foro porque “no es propietario del inmueble”.

La comunidad artística es la que ha cuestionado el proceder del Issste al querer demoler un edificio “sin daño estructural”. La crítica de teatro, Luz Emilia Aguilar Zinser, con la consigna “Ni un teatro menos”, confía en que se estén haciendo las gestiones necesarias para que le den a comunidad una buena noticia. “Esperamos de verdad que se tome una decisión correcta y que se destine el dinero suficiente para construir un foro nuevo, si es que definitivamente se tiene que tirar ese teatro”.

Evidencias

Para continuar con la programación del Teatro Jiménez Rueda, a partir del 1 de abril se utilizarán tres foros alternos.

El cierre puso en evidencia el estado de abandono de los foros teatrales en la ciudad, en particular los pertenecientes al IMSS.

Los teatros sin programación son rentados para eventos sociales por cuotas que no rebasan los cuatro mil pesos.