Pese a la ausencia de Quino, la Filo un éxito

El director de la feria, Guillermo Quijas, consideró que la ausencia del humorista argentino afectó en la parte de la promoción del evento y no en el número de asistentes.

Oaxaca

El director de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (Filo), Guillermo Quijas, reconoció que la ausencia del humorista argentino Quino pegó en el desarrollo del encuentro editorial, pero más en la parte de la promoción, porque “en la parte del público no afectó tanto, sobre todo porque el mensaje grabado de Quino logró llegarle al público y casi los hizo  sentir que les estaba diciendo algo. Sí fue un golpe importante, pero es la primera vez que sucede”.

Al hacer un balance de la edición 33 de la Filo, que concluyó este domingo con una conferencia de clausura del escritor argentino Ricardo Piglia, también se refirió a la necesidad de establecer mecanismo que garanticen la continuidad de la feria, la cual estuvo a punto de posponerse, sino es que de cancelarse, debido a los problemas provocados por las lluvias y el paro de maestros, pero bajo el convencimiento de que si “este evento está dirigido a la gente en Oaxaca y a quienes nos visitan, no podemos dejar de lado el contexto  en el que vivimos y debemos entender que esos problemas están fuera de nuestro alcance”.

“El reto más grande es mantener una dinámica de actividades no sólo en la feria del libro, sino a lo largo de todo el año, para que la tendencia que llevamos en estos 10 años no se rompa ahí; para lograr eso hay que seguir ofertando tanto en libros como en programación cultural una oferta interesante para el público. Creo que hay mucho más trabajo por hacer en la parte de oferta de libros, en la de programación cultural está bien consolidada y será relativamente sencillo programar de aquí a futuro.”

Al mismo tiempo, Guillermo Quijas sabe que en esa dinámica ya se lleva un camino avanzado, de ahí la idea de buscar por otro lado, pero con objetivos muy claros, con la intención de que Oaxaca se vuelva un punto para que se generen publicaciones en otros países de autores mexicanos o viceversa, además de alianzas entre editoriales y librerías.

“La diferencia que pondría con respecto a otras ferias en los que hay programas muy grandes de profesionales, es que aquí va a estar seleccionado: no es que todo mundo venga y se registre para tener un espacio, sino ver qué editores de México o qué libreros puedan hablar con tales editores o libreros de Colombia. Ese es el siguiente paso a la par de mantener la oferta cultural.”

Y es que luego de los buenos resultados que obtuvieron al tener a Argentina como país invitado de honor, con la presencia de César Aira, Ricardo Piglia, Andrés Neuman, Hernán Ronsino y Oliverio Coelho, por mencionar sólo a algunos, la Filo ya se alista para recibir a su siguiente invitado, que será Colombia, cuyo lanzamiento oficial se dará en abril de 2014, en la Feria Internacional del Libro de Bogotá.