Filarmónica de Jalisco discriminó a músicos mexicanos

La CEDHJ solicita fincar procedimiento administrativo en contra del director Marco Parisotto. El organismo recomendó que se repare el daño a 17 demandantes.
Actos de discriminación y violación de los derechos laborales, el derecho a la igualdad y al trato digno fueron acreditados por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco
Actos de discriminación y violación de los derechos laborales, el derecho a la igualdad y al trato digno fueron acreditados por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (Cortesía)

Guadalajara

Porque el director artístico de la Orquesta Filarmónica de Jalisco, Marco Parisotto, no quería gordos ni canosos dentro de la agrupación musical, fueron removidos varios músicos de sus asignaciones laborales. Algunos integrantes con más de veinte años de servicio fueron finiquitados o se les adelantó su jubilación, para después contratar a 45 personas extranjeras y únicamente a tres mexicanos.

Estos actos de discriminación y violación de los derechos laborales, el derecho a la igualdad y al trato digno fueron acreditados por la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), que dirigió la recomendación 22/2016 a Arturo Ricardo Gómez Poulat, gerente general de la Orquesta Filarmónica de Jalisco.

El organismo defensor dio a conocer hoy que los músicos agraviados reclamaron que el director, con presiones ilegales e irregulares, logró desplazarlos de su trabajo y se dirigía a ellos con maltrato verbal y humillaciones públicas.

Por su edad “los mandaba a tocar a las últimas filas; a otros, los ofendía verbalmente y decía que no quería gordos ni canosos dentro de la orquesta; también discriminaba con el sueldo al pagarles el doble a los músicos extranjeros”, citó el ombudsman Felipe Álvarez Cibrián.

La CEDHJ recomendó al gerente general de la Orquesta Filarmónica de Jalisco realizar el pago por la reparación integral del daño a favor de los 17 músicos afectados; además que se verifique el estado migratorio de los músicos extranjeros que actualmente laboran y forman parte de la orquesta.

Lo anterior ya que a solicitud de esta Comisión, el Instituto Nacional de Migración informó que de un total de 167 personas extranjeras, sólo una tiene permiso para trabajar a cambio de una remuneración.

La CEDHJ también solicita fincar procedimiento administrativo en contra del director Marco Parisotto, y se agregue copia a su expediente de que violó derechos humanos; a la par que debe ser capacitado para evitar que vuelva a cometer actos discriminatorios y otros que atentan contra la dignidad de las personas. Los hechos sucedieron en 2015. Gómez Poulat tiene diez días hábiles para responder si acepta la recomendación.

Demandas en curso

Por otro lado el violinista Sergio Rodríguez, uno de los 17 demandantes, manifestó su satisfacción por el fallo que dio la CEDHJ y anunció que sólo él y los colegas Araceli Villalvazo y Orlando Idrovo están demandando reinstalación como atrilistas de la OFJ. “Estamos con el abogado César Solís Jáuregui, ventilando el caso en el Tribunal de Arbitraje y Escalafón y hasta el momento vamos bien, nuestra demanda avanza. Yo apenas tendré mi audiencia”.

El músico mencionó que otros compañeros que también fueron desplazados como Manuel Cruz están demandando retención de salarios en la Junta Local de Conciliación. Por otro lado asegura que son cerca de cinco o seis músicos removidos a los que la OFJ continúa pagándoles sin dejar que se presenten a tocar, “una situación que en lo personal me parece que no debería darse”.

Rodríguez espera que aunque la CEDHJ no es una institución que pueda sancionar, su fallo sirva para que las autoridades correspondientes reparen los daños provocados. “Realmente fuimos violentados y también nuestras garantías individuales”. Rodríguez reconoció y agradeció a la CEHDJ por atender sus demandas porque “sólo ellos le dieron seguimiento a nuestro caso”