Fibras vegetales y miel en el Museo de Culturas Populares

En la exposición Entre canastas, tenates y petates los visitantes podrán admirar y comprar una gran variedad de artículos, como canastas, tortilleros, sillas, bolsas, servilleteros, fruteros, ...

México

Se conocen de diferentes maneras en cada rincón del país, aunque también sus características son muy distintas, todas de acuerdo con la geografía en la que crecen los materiales. Se trata de fibras vegetales que sirven para elaborar múltiples objetos y que son protagonistas de la exposición Entre canastas, tenates y petates, que alberga el Museo Nacional de Culturas Populares (MNCP).

El director del recinto, Rodolfo Rodríguez Castañeda, aseguró que la muestra, que en esta ocasión tiene la asistencia de 21 comunidades de 11 estados, es ya uno de los eventos más esperados por la gente y no sólo por las piezas que se pueden encontrar, sino incluso por la posibilidad de conocer más de cerca sus procesos de elaboración.

“Porque se están redescubriendo las fibras que siempre han estado ahí, hay mucha innovación, hay piezas bellísimas, los productores están generando colores y técnicas entre ellos, hay unas piezas bellas que van a encontrar, los invitamos a que vengan, hay piezas de todo México, aquí se realiza un recorrido de casi 20 minutos por medio país”.

Los visitantes podrán admirar y comprar una gran variedad de artículos, como canastas, tortilleros, sillas, bolsas, servilleteros, fruteros, petates, sopladores, cojines, baúles, flores y ornamentos, como portarretratos, tejidos con diferentes fibras, entre las cuales están la palma, carrizo, torote, panikua y chuspata.

Artesanos seris de Sonora, de Tzintzuntzan en Michoacán, de Santiago Oxtempan en el Estado de México, Tlapehuala en Guerrero y Jocotipac, Oaxaca, entre muchos otros, ofrecen toda clase de productos tejidos con impresionantes diseños y colores, algunos de los cuales toman más de tres meses en su elaboración.

Este año, Entre canastas, tenates y petates coincidió con la Expomiel, en la cual participan 17 apicultores de Oaxaca, Veracruz, Zacatecas, Puebla, Estado de México, Hidalgo y el área rural de la Ciudad de México.

Nuestro país es el octavo productor de miel a nivel mundial y el tercero en exportación de este producto. En los últimos 10 años ha producido en promedio 57 mil toneladas anuales, de las cuales 37 mil se exportan, lo que genera una derrama económica de 111 millones de dólares.

Enrique Romero, uno de los apicultores que participan en Expomiel, destacó que si bien los principales productos de la abeja son miel, polen, propóleos, jalea real, cera y hasta el veneno que se usa en la medicina alternativa, también “se pueden fabricar jabones, champú, cremas, ungüentos, jarabes; hay una gama enorme de productos que se elaboran a partir de estos productos primarios que las abejas nos brindan”.

Por ello celebró la realización de Expomiel en el Museo Nacional de Culturas Populares, ya que “es un buen escaparate, no sólo para que los apicultores tengan un comercio de sus productos, sino para brindar al público en general toda la información de la importancia de las abejas y de los productos que se elaboran”.

La Expomiel y la feria Entre canastas, tenates y petates estarán abiertas en el Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado en Avenida Hidalgo No. 289, colonia Del Carmen, Coyoacán, este fin de semana en un horario de 10:00 a 20:00 horas. La entrada es libre.