Alistan II edición del Festival de las Artes de Jalisco

El encuentro organizado por la SC se realiza del 8 al 15 de agosto y reúne a poco más de mil 100 artistas procedentes de 48 municipios, quienes mostrarán su talento y participarán en talleres.
Escena de un ensayo de Nadie escribe el libro que desea escribir.
Escena de un ensayo de Nadie escribe el libro que desea escribir. (Cortesía)

Guadalajara

Ayer se dio a conocer el programa de la II edición del Festival de las Artes de Jalisco (FESTA) en donde participarán del 8 al 15 de agosto, poco más de mil 100 artistas procedentes de 48 municipios según comentó Juan Francisco Vázquez Gama, director general de Desarrollo Cultural y Artístico de la Secretaría de Cultura (SC), quien agregó que si bien el número de invitados es menor, este año se pensó en mejorar las condiciones de su estancia, además también se compactó la oferta educativa con las opciones que resultaron más atrayentes.

Para esta ocasión el Encuentro en el que se busca homenajear a Vicente Leñero y Consuelo Velázquez, contó con una inversión global de cinco millones de pesos, el mismo monto del año pasado, de los cuales 600 mil pesos se destinaron para la producción del espectáculo de inauguración titulado Nadie escribe el libro que desea escribir y 900 mil pesos para el concierto de clausura titulado Amar y vivir asciende a poco más de 900 mil pesos. Juntos absorben cerca del 25 por ciento del presupuesto global. El dato es interesante si se toma en cuenta que son espectáculos que se presentan sólo una vez.

Las productoras de cada uno de los espectáculos mencionados son Lola Bianchi y Lourdes González respectivamente. A manera de contraste, los artistas procedentes de otros municipios no reciben un pago por sus intervenciones, por lo menos así lo constató este medio con agrupaciones participantes de Tonalá, en las que incluso el propio municipio se encargará de transportar al foro en el que realizarán su presentación a los grupos representativos tonaltecas que participarán en el encuentro.

La entrada a todas las actividades es libre y el público debe acudir dos horas antes para obtener las cortesías de entrada a cada uno de las actividades del encuentro.

Durante ocho días se ofrecerán en total 50 actividades protagonizadas por agrupaciones municipales en diversos espacios cerrados de la ZMG. La cita para asistir a la inauguración del FESTA que incluye la “puesta escénica” Nadie escribe el libro que desea escribir es mañana a las 20:00 horas en el Teatro Degollado. La entrada es libre.

Mayor información en el sitio www.sc.jalisco.gob.mx

INAUGURACIÓN Y CLAUSURA, HOMENAJES A VICENTE LEÑERO Y CONSUELO VELÁZQUEZ

Nadie escribe el libro que desea escribir es una puesta escénica en la que participan poco más de 30 artistas. Según su director Aristeo Mora con ella se hace un homenaje a Vicente Leñero, “es una revisión de sus trabajos.

No utilizamos ningún texto de Leñero, analizamos su literatura, su crónica y trabajo para cine, además de reflexionar sobre la obra de Yáñez, Arreola y Rulfo.

Para el joven artista “todos ellos crearon una especie de identidad nacional que sirvió al estado para encarnar en los cuerpos de los ciudadanos formas de comportamiento que posiblemente en la actualidad no se corresponden con los deseos de muchas de las personas que vivimos en este territorio”.

De acuerdo con Mora lo que verá el público durante 60 minutos es “a unos chicos intentando hacer una película, que busca reflejar esa ciudad que se imaginaban esos autores que en estos días viviríamos”.

Por otro lado y a manera de clausura el festival confeccionó Amar y vivir, un homenaje a Consuelo Velázquez, la compositora oriunda de Zapotlán el Grande, Jalisco, quien según los organizadores en 2015 se celebra su décimo aniversario luctuoso. El espectáculo musical reúne la belleza y el talento de las cantantes Cecilia Toussaint, y Denise Gutiérrez, además de Abigaíl Vázquez, Leiden, y Valentina González.

Lourdes González, productora del montaje, subrayó que es un espectáculo escénico musical ya que la interpretación de cada canción está pensada con desarrollos, interacciones y salidas distintas”.

La investigación la realizó la productora de la mano con el hijo de la compositora, Mariano Rivera Velázquez. Otros colaboradores fueron Xóchitl González Quintanilla, en escenografía e iluminación; Mario Santos como arreglista, Julia y Renata se encargaron del diseño de vestuario, y el trabajo coreográfico es de Marco Silva.