Festival Letras en Tepic 2016 sobrepasa las expectativas

Participaron 60 escritores, unos 10 mil lectores y se vendieron más de 5 mil libros en la segunda versión del encuentro literario.
“Los clubes de lectura nos han ayudado a que el festival tenga éxito”.
“Los clubes de lectura nos han ayudado a que el festival tenga éxito”. (Especial)

Tepic, Nayarit

La capital nayarita es la tierra de Amado Nervo y de Juan Escutia; en otro tiempo fue la ciudad más importante del occidente de nuestro país, pero también es una tierra de la primera vez: muchos de los escritores que participaron en la segunda edición del Festival Letras en Tepic esta fue su primera ocasión en la ciudad, lo que de alguna manera refleja "el abandono en el que vivía la cultura", cuenta el presidente municipal de Tepic, Polo Domínguez, luego de cuatro días de actividades del encuentro literario.

"En la campaña para llegar al cargo, hablábamos que la cultura era la gran olvidada y lo digo con mucha responsabilidad. Hoy ya no podemos afirmar eso, es un reto que hemos cumplido, no nada más con el festival, sino con la infraestructura en la que estamos trabajando, porque al término de la administración vamos a tener una casa de cultura, que no tenía, una Cineteca que no existía y un taller de artes plásticas. Tres años bastaron para que Tepic fuera otro: tenemos que buscar que se siga trasformando la ciudad desde cualquier trinchera en la que estemos."

Al ofrecer un balance de lo que fue la segunda edición del Festival Letras en Tepic, organizado por Lorena Elizabeth Hernández —en colaboración con Verónica Flores en la parte literaria—, el funcionario destacó el crecimiento en el número de asistentes a las actividades como un ejemplo de la necesidad que hay en la ciudad por este tipo de encuentros culturales: 60 escritores, cuando el año pasado fueron 20; unos 10 mil lectores, mientras en 2015 acudieron alrededor de siete mil 500, y más de 5 mil libros vendidos, y solo 3 mil 500 fueron en la primera edición del festival.

"Los clubes de lectura nos han ayudado mucho para que el festival tenga éxito, nosotros los invitamos y ellos han sido los responsables de atender a muchos de los escritores e invitan a ciudadanos a que acudan. Debo decir que muchos trabajadores del ayuntamiento han estado incluso fuera de sus jornadas de trabajo", resaltó el presidente municipal de Tepic, quien incluso se refirió a la importancia de que sean los mismos ciudadanos los que exijan la continuidad del festival.

"Hay una forma legal: acudir al Congreso para darle certeza jurídica, que sea parte de una ley que obligue al ayuntamiento a mantener el festival. El otro camino debiera ser el político: que sean los propios ciudadanos los que demanden a quien llegue, del color que sea, que esto no desaparezca, no solo no desaparezca, sino crezca lo que tenga que crecer", señaló Polo Domínguez, quien reconoció que para la presente edición se contó con apoyo de recursos por parte de la Secretaría de Cultura federal.

En la organización del Festival Letras en Tepic participaron de forma activa un grupo de promotores de lectura en la ciudad, quienes incluso organizaron un espacio entre policías municipales, quienes leyeron obra de Paco Ignacio Taibo II y hasta sostuvieron un diálogo con el escritor, en especial alrededor de su literatura policial.

Promotores que apoyan en las actividades sin percibir pago alguno, pero que apuestan por contagiar el interés en los libros y la lectura. Durante los tres días de actividades, albergados sobre todo en el interior del Palacio Municipal de Tepic, se observó a personas que se quedan las 10 horas de reflexión y lectura.

Temas que fueron de Nayarit como personaje de la literatura, a La Literatura del deseo, Colombia desde la ficción, La literatura y sus fronteras o Negra Criminal: literatura policiaca y violencia, fueron abordados en el festival, con autores como Juan Villoro, Alberto Ruy Sánchez, Ana Clavel, Tedi López Mills, Élmer Mendoza, Juan José Rodríguez, Sandra Lorenzano, Martín Solares o el colombiano Evelio Rosero.