Lagunero exhibe por segunda vez documental en Cannes

Mario Cepeda Rubio presenta la historia del científico Bulmaro Valdez Anaya. El año pasado el joven debutó en el mismo festival con un largometraje titulado “Bullying”.
El joven lagunero ya estuvo en Cannes con su documental “Bullying”.
El joven lagunero ya estuvo en Cannes con su documental “Bullying”. (Especial.)

Comarca Lagunera

El documental cinematográfico "Bulmaro Valdez Anaya... Energía y Creación", muestra la vida de un multifacético personaje nacido hace 100 años.

Científico, investigador, docente, luchador social y padre de 12 hijos. Carismático y entrañable ser humano que inculcó en quienes lo conocieron, el amor por la justicia y por la ciencia, como medio para ayudar al prójimo y defender el medio ambiente.

Producido por Francisco Valdés Perezgasga y dirigido por el investigador de la división de Estudios de Posgrado e Investigación en la ciudad de Torreón, Mario Francisco Jesús Cepeda Rubio.

"Durante todo el festival nuestro cortometraje va a estar disponible en las librerías digitales del festival para quienes quieran verlo".

De niños, su hermana Abril lo instó a realizar cortometrajes "macabros" y ya adulto. Fue su propia madre la encargada de sugerirle realizar un cortometraje sobre la vida de Bulmaro Valdez que será exhibido fuera de competencia en el Festival de Cannes 2014 en Francia. Hace un año lo hizo el corto "Bullying".

¿De qué manera le nace la inquietud de contar historias a través del cine?
Fue a partir de un concurso en el que participé llamado 'Premio Socialización de la Ciencia", para estudiantes de licenciatura y posgrado del Distrito Federal, hice una propuesta de como explicarle la nanotecnología a todo tipo de público.

Cuando ganó mi proyecto, me había comprometido a realizar un video de divulgación científica sin tener mucha experiencia, al hacerlo creo que fue cuando me nació la inquietud por el cine.

Después de eso volví a ganar ese mismo concurso pero presenté 4 pequeños documentales sobre temas de salud (enfermedades emergentes, salud sexual, enfermedades degenerativas y metabólicas).

“Bullying”, fue mi primer experiencia con algo de ficción que no involucrara un tema científico, desde elaborar el guión hasta la edición.

¿Cómo da el paso de crear documentales médicos a reflejar el impacto social de fenómenos como el Bullying?
Es que estudié la maestría y el doctorado en Bioelectrónica, por eso me gustan esos temas. Para el 40 aniversario de donde estudié hice un documental sobre el fundador de la sección de bioelectrónica en México.

Un médico que aprendió electrónica y se puso a desarrollar tecnología médica en el Cinvestav IPN. Fue por cierto profesor de maestría de uno de los hijos de Bulmaro.

Y cuando regresábamos de Cannes el año pasado, mi mamá me propuso hacer el documental sobre la vida de Bulmaro, porque ella lo conoció y lo admiraba mucho.

Cuando le hice la propuesta a uno de sus hijos le gustó mucho la idea (Francisco el alumno del profesor del documental de Bioelectrónica), que trabaja conmigo en el posgrado del Tec de La Laguna.

Y así nació la idea y empezamos desde mediados de año a trabajar con la producción.

¿Cómo se conformó el cortometraje en cuanto a guión y aspectos técnicos?
En la preproducción empezamos a revisar quiénes nos podían aportar información valiosa sobre su vida, en la parte académica, científica, personal y política. Que hubieran sido sus alumnos y compañeros de trabajo.

Creamos el “cast” y empezamos a contactarlos para ver su disponibilidad para ser entrevistados. Esto nos llevó poco más de medio año. Casi todas las
entrevistas fueron en Torreón, una en Viesca e hicimos dos viajes a la Ciudad de México.

Los recursos para toda la producción fueron propios, no recibí financiamiento externo ni de la familia de Bulmaro. En cuanto a lo invertido es muy relativo, ya que el equipo de filmación ya lo tenía.

Por la música pagué algo simbólico y eso por las prisas de que me tuvieran listo todo muy rápido. Fuera de ello los gastos fueron por los vuelos a la Ciudad de México y el viaje a Cannes para venir a presentarlo.

Para la filmación no tuve que pagar renta de cámaras, micrófonos, iluminación, entre otros. No pedimos apoyos porque quizás me encuentro más de tiempo completo dedicado a la investigación científica.

En ese sentido actualmente tengo 2 proyectos con financiamiento de recursos federales que son sobre el cáncer de mama, pero en la parte cinematográfica no me he metido a bajar recursos.

¿Cómo fue que tomó la determinación de registrar este cortometraje en Cannes?

"El guión lo trabajamos entre mi mamá y yo. Y con ella misma hice el trabajo de edición cuando evaluamos el resultado de las entrevistas y ella quien también participó en el corto".


Porque la experiencia del año pasado fue muy interesante y yo creo el festival de mayor prestigio en el mundo. El registro es complejo, pero pasa a revisión donde te evalúan que la película tenga lo que ellos llaman valor artístico cinematográfico.

El guión lo trabajamos entre mi mamá y yo. Y con ella misma hice el trabajo de edición cuando evaluamos el resultado de las entrevistas y ella quien también participó en el corto.

Ha sido muy padre trabajar con ella y aquí anda en París muy contenta porque ella decía que la historia de Bulmaro debía trascender.

Teníamos muchas ilusiones cuando lo enviamos a Cannes, la verdad nunca se lo dije a la familia de Bulmaro por miedo a que si no lo aceptaban se fueran a desilusionar.

Cuando le hice la propuesta del documental a Francisco, él se emocionó porque este año es el centenario de su papá y él lo veía como algo más loco.

Afortunadamente él no se quiso meter en nada de lo que tuviera que ver con la filmación ni con la edición, me dio carta abierta para que el documental quedara a mi gusto.

Pareciera obvia la respuesta, pero ¿qué siente Mario de presentar su corto en Cannes?
Las personas que organizan el Festival hacen muy bien su trabajo, saben hacer del festival un evento de mucha magia y de bastante glamour.

Lo padre de todo es que vienes a presentar el trabajo de varios meses enun escenario que se pinta sólo para ello.

A mi la verdad me extraña mucho que el cine y el Festival de Cannes en especial tengan ese magnetismo tan especial para presentar las películas, cuando hacer una película no tiene nada de glamuroso, es pura chamba y muy dura.

¿Visualiza continuar en la producción y realización de cortos o aspira quizás a un largometraje a corto plazo?
Cuando hice el de "Bullying", la idea original era de largometraje.

El problema es que me fui a hacer un Postdoctorado a USA y por las circunstancias de que tenía que irme, la historia término en un mediometraje.

Y como te comentaba la historia de Bulmaro decidimos que el tiempo que le asignamos a la historia era el indicado, ya que teníamos muchas horas de filmación pero no quisimos alargarla.

Y sí, claro que quiero hacer pronto un largometraje.