Sonora Santanera cierra el Festival Revueltas

Esta agrupación que no ha dejado de hacer música desde 1955, se presentó en el paseo Francisco Sarabia de Lerdo.
Sonora Santanera cerró el Festival Revueltas de La Laguna.
Sonora Santanera cerró el Festival Revueltas de La Laguna. (Aldo Cháirez)

Lerdo, Durango

Lerdo fue sede en La Laguna del evento de clausura del Festival Internacional Revueltas.

Aún en otoño los ritmos tropicales de la Internacional Sonora Santanera hicieron bailar a los laguneros que asistieron a escucharlos y a moverse con 'La Boa'.

Esta agrupación, que no ha dejado de hacer música desde 1955, se presentó en el paseo Francisco Sarabia.

Con una combinación de mambo, guaracha, cha cha chá, cumbia y otros sonidos la ciudad jardín se inundó de sabor.

La noche cayó antes por el cambio de horario. Desde temprano la gente llegó a la plaza para pasear con su familia y alcanzar un buen lugar para bailar, ver y escuchar canciones que forman parte de la memoria colectiva, no solo de Lerdo, sino de México.

De a poco la gente se empezó a juntar. Pronto estaría lleno al frente, a los lados y hasta atrás del escenario.

Cuando los 12 integrantes de la Sonora Santanera ocuparon el escenario, la emoción de quienes los han escuchado desde siempre se escapó en forma de gritos y aplausos.

La manera en la que el conjunto saludó a su público fue con una canción, tal vez la más representativa de ellos: 'La Boa'. Apenas sonaron las trompetas, los bongos, el cencerro y el piano, ciudad Lerdo empezó a bailar “ese nuevo ritmo que todos lo saben”.

Los zapatos de charol que llevaban los integrantes se movieron toda la noche siguiendo su música, invitando al público a que bailara para despedir al Festival Revueltas.

Otra canción que no podía faltar era 'Perfume de Gardenias', para la que todos unieron sus voces para formar un gran coro o tomaban sus manos para bailar cachete a cachete.

Muchos otros sacaban su celular para grabar una de las canciones de amor más representativas de México.

Al final de la noche, la agrupación, a la que todavía sobreviven dos de sus pilares, Arturo Ortiz y Antonio Méndez dio autógrafos a sus seguidores.

Con una combinación de mambo, guaracha, cha cha chá, cumbia y otros sonidos, cerraron el show.