México y Brasil cierran festival de piano

Jean Louis Steuerman y Jorge Gallegos junto la Camerata de Coahuila bajo la dirección de Ramón Shade cerraron la actividad del Teatro Isauro Martínez de Torreón.
Jean Louis Steuerman de Brasil y Jorge Gallegos de México deleitaron a los laguneros.
Jean Louis Steuerman de Brasil y Jorge Gallegos de México deleitaron a los laguneros. (Miguel González)

Torreón, Coahuila

Inmejorable la sonoridad y la belleza del Teatro Isauro Martínez para la clausura del décimo Festival Internacional de Piano, con la participación de La Camerata de Coahuila, en unión con el piano de los maestros Jean Louis Steuerman de Brasil y Jorge Gallegos de México bajo la dirección del maestro Ramón Shade.

Antes de dar inicio a la velada musical la directora del teatro agradeció al público que ahí se encontraba por ser parte de este Festival que este año cumple su 10 aniversario consecutivo y a la orquesta de la Camerata por unirse a los festejos de clausura de esta edición.

Un esplendido concierto de clausura que estuvo compuesto por las obras: 'Obertura Don Giovanni', 'Concierto para Piano y Orquesta en re menor no. 20 KV- 466', 'Allegro', 'Romanza y Rondo', de Wolfgang Amadeus Mozart, interpretadas por el solista Jorge Gallegos esto en su primera  parte.

El concierto para Piano y Orquesta en re menor no. 20 KV-466, dejó más que cabalmente plasmado en lo mejor de su expresión la aportación musical del compositor Mozart.

La intervención de la Camerata de Coahuila, consistió en una intervención del solista, donde se exhibía gracias a la alternancia con la orquesta como un conjunto de arropamiento apoyado en su sólida formación.

De la misma forma, la segunda parte de la velada continuó con el ‘Concierto para Piano y Orquesta no. 3 en do menor’, ‘Allegro con brío’, ‘Largo’, ‘Rondo Allegro’, de Ludwing Van Beethoven, que fueron ejecutadas por el maestro Jean Louis Steuerman.

En esta pieza después de cerca de dos minutos y medio de una introducción orquestal es interrumpida de repente por fuertes escalas en do menor que anunciaban la entrada de la majestuosidad del piano. Estrofa dramática; emanada de trinos suaves, que fue acelerando, lo que resultó en inesperado pero grandioso final.