Proyección audiovisual en catedral de Morelia reúne a 15 mil personas

La música se mezcla con la pirotecnia en el Festival de Música de Morelia.

Morelia, Michocán

La capital michoacana está de fiesta. Los banderines color rosa mexicano que penden de diversos edificios públicos del Centro Histórico anuncian el motivo: la edición número 26 del Festival Internacional de Música de Morelia Miguel Bernal Jiménez, que se celebra desde el 14 y hasta el 30 de noviembre.

Las calles de Morelia son monotemáticas por estos días: jóvenes usan el singular traje de tuna de la tradicional estudiantina, melómanos que apaciguan el frío con bufandas que simulan el teclado de un piano, fundas de instrumentos musicales de diversos tamaños y niños con globos de gas en forma de saxofón son estampas cotidianas.

Durante su segundo fin de semana de actividades, el sonido agudo y nostálgico de las cuerdas del Cuarteto de Moscú y el canto polifónico del Coral de las Rosas que se presenta este domingo a las seis de la tarde, enmarcan el mapeo arquitectónico 3D que convirtió la fachada oriente de la catedral, en el lienzo receptor de los símbolos culturales de Michoacán.

A las 22 horas en punto del viernes, la Plaza Melchor Ocampo adquirió un negro abismal que antecedió la explosión de colores atestiguada por 15 mil miradas. Fragmentos de la ópera Tata Vasco, de la suite sinfónica Michoacán, del Retablo medieval, de Noche en Morelia y de Antigua Valladolid acompañaron la inundación de la fachada de la catedral michoacana, que recibió en sus muros tiburones y coloridos peces, símbolo de la riqueza de las costas del estado, poseedor de uno de los principales puertos marítimos del continente americano.

Engranajes y ductos, iconos del desarrollo industrial, impulsaron la propia imagen del majestuoso edificio de estilo barroco dedicado a la transfiguración del Señor. El repiquetear de las campanas dio paso a imágenes resultantes del mestizaje cultural: las guitarras de Paracho, la Danza de los Viejitos, la gastronomía, los trajes típicos y el amarillo inconfundible de la mariposa monarca, que polinizó la cantera rosada convirtiéndola, como al propio Michoacán, en un territorio de vasta variedad floral.

Al ritmo del Cuarteto Virreinal de Bernal Jiménez, que incorpora algunas melodías populares mexicanas como "A la víbora de la mar", aparecieron los juguetes tradicionales, que recorrían la fachada con la travesura que llevan implícita: yoyos, rehiletes, baleros, matatenas, trompos y globos de cantoya llenaron de colores vivos la noche del viernes.

El cierre de este espectáculo audiovisual, que duró apenas 20 minutos, fue un recorrido por la tradición musical de Michoacán y, desde luego, por las edades y la obra de Miguel Bernal Jiménez, compositor, organista, director de coro, orquesta, profesor y musicólogo que da origen y nombre a este festival musical.

La torre del campanario de Catedral se volvió un gran piano y la bóveda oriente un órgano monumental, instrumento preferido de Bernal Jiménez y representación del que resguarda el recinto, considerado el más grande de México.

Fuegos artificiales

Lo inesperado fue la pirotecnia: durante casi cinco minutos se llenó el cielo de medusas de pólvora, y los asistentes de ceniza, humo y sonrisas.

Durante ocho meses, un equipo de 16 creativos coordinados por el Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras/Espacio de Vinculación Artística trabajó para estos 20 minutos de espectáculo.

Al final de este discurso audiovisual al compás de la obra del compositor michoacano, regresaron las actividades cotidianas del Centro Histórico de Morelia, que se puso en modo pausa para resumir su historia y tradición en la pared de su catedral.

El sábado por la noche, la estrella que brilló fue el concierto de la Orquesta del Teatro Municipal en la Gärtnerplatzde Munich, que visita México por primera vez, que también llevará la música de los grandes compositores europeos al auditorio Blas Galindo del Centro Nacional de las Artes el martes 25.

El Coral de las Rosas, agrupación perteneciente al Conservatorio de las Rosas, creado por Miguel Bernal Jiménez, se presenta este domingo 23, con lo cual se cierra el segundo de tres fines de semana musicales en Morelia, Michoacán.