El Festival Cedros UP, apuesta por la diversidad musical

Diferentes géneros podrán escucharse en un encuentro que incluye tanto conciertos como múltiples actividades académicas.
Participará el Harlem Gospel Choir.
Participará el Harlem Gospel Choir. (Especial)

México

Para Gabriel Pliego, director del Departamento de Arte y Cultura del Centro Escolar Cedros y la Universidad Panamericana, “la música es una expresión humana que ha existido desde los primeros tiempos del ser. La música es algo que los seres humanos realizan. En ese sentido es un lenguaje universal”.

El violinista y doctor en musicología explica que “la música ayuda al pensamiento lógico- matemático, al trabajo en equipo, a la concentración, al desarrollo de habilidades y virtudes, sobre todo cuando los estudios se inician a edad temprana. Sin embargo, no hay que perder de vista que lo que más aporta la música es la música en sí. Si se hace música no es porque ayude a las matemáticas o al español, más bien es un bien humano. Habla de lo que somos, de quienes somos, nos define como personas, como cultura y comunidad. Nos hace reír, nos hace llorar, nos hace recordar. Todo eso es la música, por eso es un bien en sí misma”.

Pliego llegó al Centro Escolar Cedros hace 18 años, cuando “había un maestro de música que enseñaba el Himno Nacional. Empecé a dar clases de violín y solicité un profesor de chelo, luego de percusiones, piano, etcétera. Ahora somos 51 profesores, así que el peso de la música es grande en esta escuela. Hay dos orquestas sinfónicas —la avanzada y la infantil—, una banda de jazz, dos bandas sinfónicas, dos coros de alumnos y uno de papás, dos ensambles de guitarras, entre otros”.

Cada dos años se realiza el Festival Internacional Cedros-UP, que, además de conciertos de diversos géneros, realizados en su sede y en otros auditorios, incluye talleres y conferencias. El festival, autofinanciable y con la mayoría de conciertos gratuitos, se realizará del 17 al 23 de marzo.

Para definir el programa, Pliego tomó en cuenta tanto su criterio “como las necesidades pedagógicas del colegio, que ayude a mejorar ciertas áreas, como los géneros que no se han cubierto en otras ocasiones.”

Entre los músicos invitados están Andrew Nethsingha, director del Coro de St. John’s de la Universidad de Cambridge; Brian Lewis, violinista concertista estadunidense; Caroline Fraser, pionera y promotora del Método Suzuki; César Olguín, bandoneonista argentino; los percusionistas Giovanni Figueroa y Glen Vélez; el Harlem Gospel Choir de Nueva York; el Ensamble Heifetz-Suzuki, de jóvenes violinistas; Iván Renta, saxofonista de jazz; Héctor Rodríguez Cárcamo, cornista principal de la Orquesta Sinfónica de Miami; Jorge Federico Osorio, pianista mexicano, y Success Stars Pan Sounds, orquesta de steel drums de Trinidad y Tobago, entre otros (programación: www.ficup.org).

Gran expectativa causa la asistencia de Murray Schafer, a quien Pliego califica como “uno de los compositores más importantes de la segunda mitad del siglo XX, que acuñó el término de soundscape (paisaje sonoro) y hablará sobre la aplicación de este concepto en el aula de clases. Su teoría se basa en que el sonido contiene un mundo: cualquier ciudad tiene un sonido, pero el sonido de la industrialización ha opacado el sonido de la naturaleza y la pregunta es qué podemos aportar los seres humanos para combatir esta contaminación sonora que se vive en muchas partes del mundo”.

A los talleres están invitados maestros de música de otras instituciones, y este año se espera que asistan 400 profesores de todo el país.