Festeja Triciclo Rojo su primera década

El grupo de danza-'clown' celebrará con una gira internacional, película y función en Bellas Artes, además de la apertura de su centro de actividades.
La compañía también produce La Caravana del Elefante Polar, proyecto que consiste en llevar las artes escénicas a zonas marginadas.
La compañía también produce La Caravana del Elefante Polar, proyecto que consiste en llevar las artes escénicas a zonas marginadas. (Jorge González )

México

Hace 10 años Emiliano Cárdenas y su equipo emprendieron solos un camino. Nadie entendía por qué se proponían hacer una combinación entre el clown y la danza, y que dicha mezcla fuera el eje creativo para relizar fantasías escénicas para niños.

Aferrados a su sueño, de la mano de la patafísica, esa ciencia de las soluciones imaginarias que Alfred Jarry propone en su obra Gestes et opinions du docteur Faustroll, pataphysicien, la compañía Triciclo Rojo decidió emprender su trayecto con un debut en el Palacio de Bellas Artes y dando vida a cuanta cosa se les ocurría.

Por ejemplo, la agrupación decidió que quería viajar por todo el mundo, pues ya lo han hecho con bastante éxito en 10 países; han creado 7 obras y hace 4 años diseñaron La Caravana del Elefante Polar, que es, a la manera de los antiguos gitanos, una caravana que lleva artes escénicas gratuitas a las zonas marginadas del país, ahí donde históricamente el presupuesto público no ha alcanzado para un cine o un teatro.

"Si bien el Palacio de Bellas Artes nos enseñó a presentarnos en los lugares más increíbles, también nos enseñó a presentarnos en aquellos lugares donde no hay nada", dice Cárdenas, el fundador de esta compañía que cada día emprende una jornada a favor de la imaginación de los niños.

Vagabundo de luz

Vagabundo narra la historia de tres personajes: Pozzo, Cazzo y Lazzo, quienes viven en un puerto donde hay un faro que no funciona porque le falta una pieza que ellos están buscando. Esa pieza simboliza la luz por la que ellos luchan para que puedan llegar al lugar donde ya habitan.

Con guión original de Emiliano Cárdenas, escrita en colaboración con el dramaturgo y clown francés Francois Durègne, acompañada de la música de la banda mexicanoestadunidense Mad Marionettes, en esta obra sus protagonistas se adentran en una aventura donde se reconocen a sí mismos y encuentran lo que cada uno está buscando.

Con esta pieza, Triciclo Rojo regresa al Palacio de Bellas Artes, justo una década después de su debut en el mismo sitio. La función se llevará cabo a las 13:00 el 9 de abril; "un mes importante porque el 29, que se celebra el Día Internacional de la Danza, es el día exacto del aniversario de nuestra compañía y el 30 es el Día del Niño", explica Cárdenas.

Además de esta pieza, la compañía cuenta con un repertorio original que incluye títulos como Poeta del lavabo, Siete giros, Historias, Oliveiro Moroto, Diario de un asesino y Lumi Patafísico, una nueva producción que presentarán en el Lunario del Auditorio Nacional el 4 y 11 de septiembre.

En este 2016 también buscarán cubrir 10 países como parte de su gira anual, la cual estará dividida en tres momentos: Europa, para llevar su obra a países como Escocia, Suiza, Suecia y Bélgica; la segunda parte, dedicada a Latinoamérica, incluye Ecuador, Colombia y Chile, y en octubre viajarán a la India y a China en noviembre.

Asimismo se prepara una película sobre la compañía, que será dirigida por Miguel Márquez, consiste en un rodaje que empezará a mitad del año y
que incluirá los viajes, así como el programa de La Caravana del Elefante Polar.

Nueva sede

Para continuar con las celebraciones, Cárdenas comenta en entrevista con MILENIO que próximamente pondrán la primera piedra de lo que será el Laboratorio de Artes Escénicas, que será el siguiente paso de todo lo hecho por Triciclo Rojo, porque si en la caravana han impartido talleres de creación y de danza para niños, "todo ello ha devenido en un conocimiento que se está desbordando y necesitamos aterrizar en un lugar.

"Es un espacio que estará en Coyoacán y que estamos proyectando de aquí a cinco años, con cuatro fases hasta llegar a su momento de plenitud. La primera fase es estructural y va desde la colocación de la primera piedra, el lanzamiento del espacio, que será completamente sustentable y respetuoso del planeta, además de un edificio inteligente. Después ya entraremos en operación con los primeros talleres e intercambios con los interesados en producir obras para niños.

"En tercer lugar lanzaremos talleres para trabajar con algunas casas hogar, artistas internacionales que están haciendo trabajo para niños, algunos daneses e italianos que ya conocimos. Finalmente incluiremos talleres para adolescentes. Queremos un centro muy completo, en el que se vivan las artes escénicas y el espíritu de creación", explica Cárdenas.