REPORTAJE | POR MOISÉS RAMOS

Ferrocarriles festeja sus 25 años con Sinfonía vapor

Participa la OSEP

Melesio Morales compuso la pieza para que Benito Juárez inaugurara la estación de Puebla en 1867, pero un aguacero evitó su interpretación

Puebla

La locomotora es un instrumento musical o puede serlo, así lo consideró el compositor mexicano Melesio Morales, de quien se celebró el 4 de diciembre 275 años de su nacimiento; visionario, uno de los compositores más peculiares de la música sinfónica de México, su nombre "es sinónimo de ópera armonía y docencia".

Originario de la ciudad de México, a los 30 años de edad compuso Sinfonía vapor, obra en la que incluyó una locomotora de vapor como instrumento de orquesta; la pieza sería interpretada el 16 de septiembre de 1869 para inaugurar la estación del ferrocarril en la ciudad de Puebla, pero un aguacero se lo impidió y pudo ser interpretada completa 134 años después, en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos (MNFM).

Este domingo 8 de diciembre, la composición será nuevamente interpretada en el MNFM que concluirá así las celebraciones por sus 25 años. La Orquesta Sinfónica del Estado de Puebla (OSEP) y la locomotora O de M 2 la harán sonar como Melesio Morales la imaginó. La audición será a la una de la tarde en la segunda sección del museo, la entrada será gratis.

Crónicas de la época indican que la obra se escuchó incompleta en el Teatro Guerrero


MELESIO MORALES
Melesio Morales compuso sus primeros valses y canciones a los doce años de edad; a los 24 años compuso su primera ópera, Romeo y Julieta, a la que siguió Ildegonda por la cual fue becado para estudiar en Europa.

Nacionalista, al concluir la Intervención Francesa, en 1867 compuso el himno Dios salve a la patria, al que seguiría Sinfonía vapor, casi a su regreso de Europa en junio de 1869, la cual debía ser interpretada al llegar el presidente Benito Juárez a Puebla, donde inauguraría la estación ferroviaria después de haber hecho lo mismo en Apizaco.

El cronista Ignacio Manuel Altamirano, quien acompañó al presidente Benito Juárez en el viaje desde la ciudad de México hasta la Angelópolis, narra que Morales esperaba al mandatario en el patio de la estación poblana con una orquesta y una locomotora para tocar Sinfonía vapor, pero la fama de aguaceros de la ciudad se hizo presente y el 16 de septiembre de 1869, día de la inauguración ferroviaria, evitó que se interpretara la obra.

Karl Bellinghausen encontró documentos en los que le encargan a Morales la composición


Melesio Morales y los músicos, ante el aguacero se fueron con la comitiva que esperaba al presidente Benito Juárez y éste, al Teatro Guerrero, a un costado del palacio municipal, donde se realizó el acto protocolario. Cuenta Altamirano que los músicos, obviamente sin la locomotora, interpretaron ahí la obra "la gran pieza musical de esa noche, anunciada como un acontecimiento, y que en nuestro concepto no era indigna del anuncio".

Un escritor que publicaba regularmente en El Renacimiento da cuenta, en el mismo septiembre de 1869, sobre la inauguración de la estación de ferrocarril en Puebla, del traslado al Teatro Guerrero y, aunque no nos dice qué pasó con los espacios musicales pensados para la locomotora de vapor y su silbato, nos ha dejado escrita la siguiente descripción de la Sinfonía vapor, conocida entonces también como "La locomotiva": "el compositor hizo... prodigios de imitación armónica, inventando a propósito nuevos instrumentos para reproducir fielmente el rugido del vapor, el silbido de la máquina y hasta el rodar de los carros en los rieles. (...) El maestro Morales ha hecho una pequeña obra maestra, un capricho delicioso que aumentará su nombradía en el mundo musical".

No hay noticia de que después del 16 de septiembre de 1869 se haya interpretado nuevamente la obra y fue hasta el viernes 22 de octubre del año 2004 que "La locomotiva" fue interpretada íntegramente, con la participación de una locomotora de vapor como parte de la Orquesta Sinfónica Nacional, que dirigida por Enrique Arturo Diemecke la ofreció al público como parte de los 135 años de la inauguración de la estación ferroviaria, sede desde hace 25 años del Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos.

INVESTIGACIÓN Y CONCIERTO
Hay partituras que atestiguan que Sinfonía vapor pudo haber sido "reducida fácil para piano" como Locomotora Morales, dedicada "a la empresa de ferrocarril México y Veracruz". En la portada de la partitura se puede leer: "Fantasía imitativa en forma de obertura. Escrita expresamente para la inauguración del camino de fierro entre México y Puebla". Pero no hay testimonios de que se haya interpretado nuevamente la Sinfonía vapor y menos aún completa, después de su estreno en Puebla.

El músico, investigador y musicólogo Karl Bellinghausen encontró documentos que atestiguan el hecho de que el empresario del Ferrocarril Mexicano, encargó a Melesio Morales la composición de Sinfonía vapor "para la ceremonia de inauguración del ramal Apizaco-Puebla" el 16 de septiembre de 1869, ocasión para que el músico también compuso la Marcha Juárez y Salud, oh Puebla, México te saluda.

Bellinghausen, quien hizo una nota para el reestreno en el año 2004 de Sinfonía vapor, escribió: "Melesio Morales dejó un legado de por lo menos 146 obras de todo género, en las que muestra ciertas combinaciones tímbricas imaginativas y novedosas. Muchos de los recursos musicales de su obra son derivados de una facultad dramática bien enraizada, que da sus composiciones un sentido escénico peculiar. Tal es el caso de Sinfonía vapor, en la que utiliza una dotación de orquesta sinfónica más una banda militar con la que alterna el material temático. Además introduce elementos tales como 'maniobras de ferrocarril y corneta de máquina' con lo que se recreó un espectáculo de maniobras ferrocarrileras".

EL PAPEL DE LA LOCOMOTORA
La directora del Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos, Teresa Márquez Martínez, en entrevista explicó cuál es la participación de la locomotora de vapor en este concierto, en el cual escucharemos completa Sinfonía vapor: "Melesio Morales, como si fuera artista contemporáneo, determinó que el intérprete tenía que participar para poder dar punto final, para completar la obra, como nos proponen hoy muchos artistas, la participación, la presencia, la percepción del público para completar la obra. En 1869 escribió la partitura en la que dejó los compases (para la intervención de la máquina de vapor) pero no dice qué. Dice: 'Maniobras de ferrocarril y cornetas de locomotiva', pero nada más".

"Entonces, el maestro Guillermo Contreras se puso con nosotros en el Centro de Documentación a investigar y dio con la información de que, por un lado, el silbato de las locomotoras es un lenguaje, exactamente como sería el Morse, la amplitud del sonido, la cantidad de toques, los silencios, todo, como en la música tiene un lugar y un significado. Por otro lado la Reglamentación de ferrocarriles del siglo XIX nos ofrecía una serie de planteamientos que explicaban qué hacia la locomotora o un tren ingresando a la estación".

Márquez Martínez detalló: "con esa información, y los espacios dejados por Melesio Morales en la partitura, se hace en cada concierto el movimiento. Contreras ha desarrollado una especie de propia partitura, en la que están marcados los silbatos y los movimientos".

LOCOMOTORA, ORQUESTA Y BANDA
Teresa Márquez Martínez explicó en entrevista que, para celebrar los 25 años del sitio, y del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), este domingo 8, a la una de la tarde, en la Segunda Sección del museo, la Orquesta Sinfónica del Estado de Puebla, de 85 músicos, dirigida por Fernando Lozano, y la Banda de Música de la Secretaría de Seguridad del Estado de Puebla, con 45 músicos y dirigida por Abraham Ibáñez, interpretarán el mismo programa que se escuchó cuando se cumplieron 135 años de la inauguración de la estación Puebla del Ferrocarril Mexicano, la cual fue hecha por el presidente Benito Juárez García, ello después del primer Concurso de Composición "Melesio Morales".

Antes de que fuera estrenada con locomotora de vapor en el MNFM en el año 2004, Sinfonía vapor fue "ejecutada en al menos cinco ocasiones por la Orquesta Sinfónica Nacional y la recepción del público ha sido favorable por el gran sentido del humor que tiene. Quizá quienes más la han disfrutado han sido los niños, lo que, sin duda la hace invaluable", escribió para el concierto del año referido el investigador Karl Bellinghausen, quien detalló sobre la obra de Melesio Morales también conocida como "La locomotiva".

FÉRREA IDENTIDAD
El concierto de este domingo en el Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos (MNFM) busca fortalecer el sentido de identidad y otorgar a los poblanos un reconocimiento que es riqueza propia, afirmó en entrevista la directora del sitio que forma parte del Conaculta, Teresa Márquez Martínez, quien agregó que se trata de un programa de música impulsado por el Centro Nacional para Patrimonio Cultural Ferrocarrilero en el Museo Nacional de los Ferrocarriles, que plantea el trabajar en el rescate, conservación y desarrollo de la cultura del ferrocarril, considerando que el patrimonio histórico es una de las grandes fortalezas que tiene México. Y afirmó: "este patrimonio puede ser disfrutado y conocido por la población, la gente se lo apropia y al mismo tiempo se acerca a su identidad y al sentido de pertenencia".

"Conozco otras presentaciones que se hacen en otros países, como en Cuba, pero ninguna incorporan al propio tren. Emulan los sonidos del tren con los instrumentos musicales, las percusiones, o alientos, pero no se comprometen a meter el tren, entonces es una cosa muy singular y nos da mucho orgullo que sea en México, en Puebla".