Fernando del Paso, el escritor que dibujó a México con letras

Fernando del Paso, galardonado hoy con el Premio Cervantes, ha transitado por todos los géneros: teatro, cuento, poesía y ensayo, además de que es pintor y dibujante.
Fernando del Paso, que ha transitado por todos los géneros lieterarios y además es pintor y dibujante, fue galardonado hoy con el Premio Cervantes.
Fernando del Paso, que ha transitado por todos los géneros lieterarios y además es pintor y dibujante, fue galardonado hoy con el Premio Cervantes. (EFE)

Ciudad de México

Fernando del Paso, galardonado hoy con el Premio Cervantes, es un creador nato y un corredor de fondo en la literatura, que a sus 80 años ha transitado por todos los géneros: teatro, cuento, poesía y ensayo, además de que es pintor y dibujante. La historia es el hilo conductor de sus novelas y, con sus letras, retrató México.

De inconfundible cabellera y barba blanca, camisas coloridas y afable sonrisa, siempre semioculto tras unos anteojos oscuros, el mexicano ha escrito también poesía, teatro, ensayo y hasta literatura infantil.

Influenciado por grandes autores de la literatura universal como Flaubert, Dos Pasos, Joyce o Faulkner, el novelista reconoció hace unos años en una entrevista al diario español El País que "la historia es el andamiaje de mis novelas".

En sus voluminosos y complejos libros retrató el movimiento de los ferrocarrileros mexicanos de los años 1950, las andanzas iniciáticas de un autobiográfico estudiante de medicina a mediados del siglo XX o la historia de Maximiliano, segundo emperador de México muerto en 1867, por boca de su viuda.

"He sido (...) un equilibrista que se mueve en la cuerda floja entre la imaginación y el rigor histórico", explicaba un escritor dado a la exploración de nuevos territorios no solo en la temática sino también en la forma, ahondando en los juegos de palabras, las imágenes surrealistas o las complicadas figuras retórica.

Fernando del Paso Morante nació en la Ciudad de México en 1935.Estudió Biología y Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México, carreras que abandonó para dedicarse a otras actividades. Fue becario del Centro Mexicano de Escritores para terminar su novela "José Trigo", de la Fundación Ford y de la John Simon Guggenheim Memorial Foundation.

De 1971 a 1985 trabajó como productor de programas de radio, escritor y locutor en la BBC de Londres y en Radio France Internationale, en París. En 1986 obtuvo el Premio Radio Nacional de España al mejor programa en español de carácter literario por Carta a Juan Rulfo. Fue consejero cultural de la embajada y cónsul general de México en París. En 1992 dirigió la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz de la Universidad de Guadalajara y, desde 1996, es miembro del Colegio Nacional de México.

Su obra literaria ha sido reconocida, entre otros, con el Premio Xavier Villaurrutia (México, 1966) por "José Trigo"; el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos (Venezuela, 1982) por "Palinuro de México"; el Premio Casa de las Américas (Cuba, 1985); el Premio Médicis de novela extranjera (Francia, 1986) y el Premio Mazatlán de Literatura (México, 1987) por "Noticias del Imperio".

También recibió el Premio FIL de Literatura Latinoamericana y del Caribe (2007) y el Premio Nacional Excelencia en las Letras José Emilio Pacheco (Feria Internacional de la Lectura Yucatán, 2015).

Además de dominar los campos de la literatura, Del Paso, que es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, incursionó en el arte plástico como dibujante y pintor y ha expuesto su obra en Londres, París, Madrid y varias ciudades de Estados Unidos y México.

Del Paso desafió su destino, pues sufrió muchas enfermedades y salió adelante gracias a su amor por las letras, como él ha reconocido en varias ocasiones. A lo largo de su vida ha sufrido varios infartos cerebrales y tres cánceres distintos.

Del Paso vive en Guadalajara (México) desde 1992, cuando comenzó a dirigir la Biblioteca Iberoamericana de la Universidad de Guadalajara, que también le ha otorgado el Honoris Causa.

Hoy Del Paso, con el Premio Xavier Villaurrutia (1966), el Rómulo Gallegos (1982), el Nacional de Ciencias y Artes en la categoría de Lingüística y Literatura, el galardón de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en 2007 y el Alfonso Reyes en 2013, suma a su prolífica obra premiada el más importante reconocimiento de las letras en castellano, el Premio Cervantes.