Llega la tercera edición de la Feria del libro usado

En el marco del Festival de la Palabra "Enriqueta Ochoa" 2015, por tercer año consecutivo se instala en la explanada de la Plaza Mayor la carpa que cubre cientos de títulos clásicos y contemporáneos.
Hay también libros nuevos aún con el plástico que los protege.
Hay también libros nuevos aún con el plástico que los protege. (Martín Piña)

Torreón, Coahuila

Por tercer año consecutivo se instala en la explanada de la Plaza Mayor la Feria del libro usado, en el marco del Festival de la Palabra "Enriqueta Ochoa" 2015.

A partir de hoy y hasta el sábado 14 del presente mes estará montada la carpa que cubre cientos de títulos clásicos y contemporáneos que comprenden literatura, teatro, poesía ensayo, biografías, libros de historia, mercadotecnia, publicidad, leyes, entre otros géneros y disciplinas.

La oferta de textos es vasta, pero el público tendrá todo el tiempo para encontrar el título que lo llame a ser leído, ya que la feria estará abierta de 10:00 a 21:00 horas.

La oferta llega de librerías de viejo y distribuidoras de libros de Torreón, Saltillo y de la Ciudad de México, siendo un total de ocho puestos los que conforman a esta feria.

En el corto recorrido de la feria resaltan las pastas gastadas y los manteles verdes puestos sobre las mesas que soportan cientos de ejemplares,  los hay también que se ven viejos pero cuidados minuciosamente por su antiguo dueño que hojeo mundos ajenos, que están ahora a la disposición de nuevos lectores.

Hay también libros nuevos aún con el plástico que los protege. Del acervo de libros que hay en la feria relucen los nombres de Edgar Allan Poe, Mario Vargas Llosa, Julio Verne, Juan Villoro, Dostoevsky, Friedrich Nietzsche, Descartes, entre otros autores clásicos y no tan clásicos.

Las editoriales que prestan su sello a los textos son también variadas. Las hay desde las económicas como la Tomo, las más reconocidas como Punto de lectura y también editoriales independientes, como la Terquedad.

Esta última editorial viene de Saltillo y tiene como propuesta "otra alternativa de lectura, más cómoda y divertida sin sucumbir a la elefantiasis (al montón de páginas que nadie lee) y manteniendo un carácter plural y abierto. "A final de cuentas norteños somos y en desierto andamos", dilucida la editorial en su legado.

La oferta llega de librerías de viejo y distribuidoras de libros de Torreón, Saltillo y de la Ciudad de México, siendo un total de ocho puestos los que conforman a esta feria.