Una feria para viajar por el mundo sin salir del Zócalo

La Feria de las Culturas Amigas 2015, que se realiza entre el 14 y el 24 de mayo, permite explorar las tradiciones de 94 países.

México

De Nepal a Japón en unos pasos, de España a Ucrania en unos cuantos más; la Feria de las Culturas Amigas 2015 convierte estos días al Zócalo capitalino en un lugar donde es posible saltar de un país del mundo a otro explorando su cultura y tradiciones.

Son 94 países los que participan en esta séptima edición, que arrancó el jueves y se desarrollará hasta el próximo 24 de mayo, esperando superar la cifra de los más de dos millones de visitantes que asistieron el año anterior.

En los diferentes stands, ubicados en la plancha del Zócalo, según sus zonas geográficas, los países ofrecen aquellos productos emblemáticos por los que se han hecho famosos, junto con otros con los que quieren dar a conocer aspectos no tan populares de su tierra.

El sombrero vueltiao, patrimonio cultural de Colombia, encabeza los artilugios hechos a mano en la caseta de este país; cada uno de ellos guarda la marca de las diferentes familias de artesanos que los realizan, indica una de las representantes, Alexandra Cassiano.

En el rincón dedicado a Kenia, un guerrero masai, Ombeni Eliakimu Maleo, relata los atractivos turísticos del país, y explica los materiales de los que están hechas sus artesanías; maderas de África como la rosa o el ébano, el "oro negro", de elevado precio por estar en peligro de extinción.

La bisutería, "algo que caracteriza mucho a la mujer libanesa en el mundo", protagoniza el puesto de Líbano, donde se pueden encontrar adornos hechos a base de piedras como el cuarzo o madera como el cedro, símbolo del país.

Entre los diferentes países, los visitantes también pueden decorar su piel con tatuajes de henna, grabar su nombre en árabe o en chino o experimentar pruebas de maquillaje.

Los representantes de Ghana invitan a probar sus productos cosméticos, elaborados con ingredientes tales como "polvo de arroz y piedra ziton", que se conjugan para formar máscaras de pestañas, crema facial o cera para la depilación, entre otros.

Pierre, un turista francés, recorre la feria de la mano de su pareja, con quien lleva dos semanas descubriendo México. Después de curiosear por los puestos de América Latina y África, se disponen a "verificar lo que se dice sobre Francia" y a comprar algo de comer.

Llenando el estómago se encuentra Diego, mexicano que, en su primera vez por el evento, se ha dejado convencer por la lasaña italiana y planea acompañarla por una cerveza alemana, movido por el ánimo de "conocer cosas nuevas".

Como demuestran estos visitantes, la gastronomía es uno de los puntos fuertes en los que se apoyan los países, ofreciendo una amplia variedad de alimentos que van desde el pan artesanal de Hungría -kurtoskalács- hasta los chocolates belgas, pasando por bebidas como el lassi, de procedencia india y hecho a base de yogur de mango.

En esta edición, Reino Unido es el país invitado, en el marco del Año Dual que celebra con México. El rincón más popular de su estand es el espacio en el que los visitantes pueden fotografiarse como si estuvieran inmersos en la portada del disco de Los Beatles Abbey Road.

"Intentamos mostrar que Reino Unido no es solo Los Beatles o la reina, también tiene más que ofrecer", indica Babette Warendorf, de la embajada Británica en México, quien hace referencia a que, por ejemplo, esta es una región cosmopolita en la que confluyen todo tipo de comidas.

Para acompañar la ajetreada actividad de las casetas, la música está muy presente, gracias a las actuaciones que traen los países representados al gran escenario localizado en el centro del Zócalo.