Felisa y su viola, con la OSIPN

Felisa comenta que la relación con Erik Sánchez se dio desde que ambos coincidieron en la Orquesta Sinfónica de Minería.
Originaria de Veracruz.
Originaria de Veracruz. (Especial)

Que una institución musical celebre medio siglo de vida e invite para la ocasión a dos jóvenes solistas, Erik Sánchez en el violín y Felisa Hernández Salmerón en la viola, es una muestra de saludable apertura. Así ocurrirá con el concierto que la Orquesta Sinfónica del Instituto Politécnico Nacional (OSIPN), dirigida por Enrique Diemecke, ofrecerá hoy a las ocho de la noche en el Palacio de Bellas Artes con motivo de sus 50 años.

Formada como violista desde los cinco años en la Escuela Municipal de Bellas Artes en Veracruz, Hernández Salmerón se graduó en el 2005 de la Universidad de Washington, en Seattle, y desde entonces lleva una carrera ascendente. Actual viola principal de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes y de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México —lo que habla de su nivel musical—, Felisa considera que es muy importante que una institución educativa como el IPN cuente con una orquesta: "La música, la cultura en general, y vamos a incluir también el deporte, son importantes para la formación y el crecimiento de cualquier persona. Me siento honrada porque, aunque no ingrese al Politécnico ni formo parte de su orquesta, me han invitado para un evento tan importante para la institución".

Hernández Salmerón también estudió la maestría de instrumentos orquestales en la Universidad de British Columbia, además de la maestría en viola en el Real Conservatorio de Amberes, en Bélgica.

Junto con Erik Sánchez, Felisa tocará con la OSIPN la Sinfonía concertante para violín, viola y orquesta que Wolfgang Amadeus Mozart escribió en 1779. La violista considera que se trata "de una obra que tiene momentos muy melancólicos, pero también muy alegres, e incluso es cómica y amena. Es una obra que cualquier tipo de público puede disfrutar: uno, porque es Mozart, y dos, porque la combinación de violín y viola es muy atractiva. La viola es un instrumento muy noble y tiene un sonido muy cálido, como que complementa al violín con los bajos que éste no tiene. Es interesante ver a un instrumento grave virtuoso, porque la obra requiere un poco de virtuosismo".

Felisa comenta que la relación con Erik Sánchez se dio desde que ambos coincidieron en la Orquesta Sinfónica de Minería. Tiempo después, el violinista la invitó a formar parte del Cuarteto Arcano, fundado hace 12 años, y que incluye también a Mariana Valencia en el violín y Luz del Carmen Águila en el violonchelo. El cuarteto terminó recientemente un disco que incluye obras de autores mexicanos jóvenes para cuarteto que presentarán en septiembre.