“El que no quiera leer, que no lea”

Felipe Garrido, actual director adjunto de la Academia Mexicana de la Lengua opinó que existe el derecho a no practicar la lectura, sin embargo manifestó la importancia de tener ese hábito.
Felipe Garrido, actual director adjunto de la Academia Mexicana de la Lengua.
Felipe Garrido, actual director adjunto de la Academia Mexicana de la Lengua. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

El actual director adjunto de la Academia Mexicana de la Lengua y presidente de la Sociedad Alfonsina Internacional: Felipe Garrido, habló para Milenio sobre la importancia de la lectura en nuestro país: “Es una lástima que llegué el día en que uno tenga que morirse y no haber leído algunas grandes obras literarias.

“Cuando la gente descubre a esos libros y a esos grandes autores, ocasiona una gran alegría y uno se lamenta el no haberlos descubierto antes, que fue lo que a mí me pasó con la obra el Quijote de la Mancha, escuché hablar de ella desde muy niño pero lo leí casi llegando a los 22 años y me enojé por eso”.

"Nos escandalizamos de los políticos y de la gente que es figura pública que no leen, pero con cualquier clase de gente sería lo mismo".

“Así pues pienso que los libros son un tesoro de historias, de ideas, de sentimientos, de personas, de personajes, y quien no los lean pues se lo pierden”, definió.

El también autor de numerosos artículos, ensayos y prólogos, más de treinta antologías y más de sesenta libros de cuentos, ensayos y cuentos para niños, añadió: “Los escritores como Juan Rulfo, Ramón López Velarde, Juan José Arreola, por mencionar algunos, son de esos autores que van formando a un país, se van quedando en el acervo cultural no solo de una nación sino del mundo entero, generando una cultura compartida, una cultura común entre nosotros”.

Autoridades y Lectura

Nos escandalizamos de los políticos y de la gente que es figura pública que no leen, pero con cualquier clase de gente sería lo mismo, en general en este país tenemos un nivel de educación muy bajo, tanto periodistas, médicos, deportistas, entre otros, que no serían muy distintos. No hay ninguna razón por la que algún político tenga que ser mejor lector que la gente común.

Claro, para este país sería mejor tener políticos mayormente preparados y con mejores lecturas, así también tener empresarios y comerciantes, profesores y demás.

De esa misma forma le echo la culpa a los fracasos de la Selección Mexicana de Futbol al bajo nivel educativo del país.

¿Leer es una obligación?

Pienso que sí, es como si dijéramos que hablar, respetar leyes o estudiar, no fuera una obligación. La visión de que la lectura no es obligatoria en realidad nos hace mucho daño.

"En el fondo la práctica de la escritura nos enseña a pensar, la lectura nos alimenta".

Claro existe el derecho a no leer, el que no quiera leer que no lea, pero en ese caso no se puede ser un maestro, un bibliotecario y hasta un padre de familia, porque en todas esas actividades se está educando a otra gente y quienes educan si deberían ser lectores.

Por lo tanto, todos aquellos que en su actividad implique ser un ejemplo o activamente formar a otras personas deberían leer y no solo eso también escribir, llevamos muchos años hablando de la promoción de la lectura y de la obligación de la lectura y se nos olvida la escritura que es el otro lado de la misma moneda y van de la mano.

En el fondo la práctica de la escritura nos enseña a pensar, la lectura nos alimenta, es como una conversación en donde escuchamos lo que el otro dice luego queremos decir algo, nosotros leemos luego queremos expresarnos y por lo tanto queremos escribir.