Campbell, siempre cercano a la frontera

Hace apenas una semana, el escritor fue nombrado Presidente Honorario de la Feria del Libro en Tijuana
Federico Campbell
Federico Campbell (Yolanda Morales)

Tijuana

Siempre cercano a la frontera: Federico Campbell, tijuanense, escritor y periodista.

Hijo de un telegrafista, nació en 1941. Actualmente es presidente honorario de la Feria del Libro de la ciudad y autor de la columna "La hora del lobo", que aparece en diferentes medios nacionales y locales.

Hace una semana estuvo algunos días en la región, donde ofreció una conferencia sobre la literatura de Juan Rulfo al lado de Mario Martín. Recordó entonces su relación con él y realizó un análisis sobre la literatura rulfiana y su amistad con el extinto escritor.

"Vengo a recordar a Juan Rulfo, que no es solo el mejor escritor novelista mexicano, sino que es uno de los mejores novelistas. El genio de Juan era el genio de un poeta. Son líneas de una evocación poética increíble, es uno de los escritores...es el escritor mexicano del cual se habla en el mundo", expresó.

"En el año de 1963 lo conocí en un departamento que tenía en la Ciudad de México y solía salir al café a las 6 o 7 de la tarde. A lo largo de la vida, hasta el 86 que es cuando muere, lo traté esporádicamente, me lo encontraba en casa de amigos, pero en los últimos años de nuestras vidas fuimos vecinos", relató.

En su juventud emigró a la ciudad de México, donde estudió Derecho, Filosofía y Letras en la UNAM. Se mantiene en contacto permanente con Tijuana a través de visitas constantes a la ciudad, al menos dos veces por año, y con sus trabajos literarios y periodísticos, que siempre han estado relacionados con la entidad de su origen.

Hace apenas unos días fue nombrado por el alcalde de Tijuana, Jorge Astiazarán, como Presidente Honorario de la 32 Feria del Libro, a realizarse el próximo mes de mayo.

Este nombramiento se realizó el pasado 27 de enero en las instalaciones del XXI Ayuntamiento de la ciudad, donde se comprometió a promover las letras del norte y la lectura entre la población bajacaliforniana, además de ser el portavoz de este encuentro literario e invitar a sus compañeros escritores más cercanos. Asimismo, mencionó que leer es un placer y que la lectura no hace daño.

"Las personas que no leen tienen muchas dificultades para expresar emociones o ideas; la lectura les va a permitir un vocabulario más rico. Es muy difícil explicarle a la gente en qué consiste el placer de leer", aseguró.

Como periodista ha colaborado con la revista Proceso, con Milenio Semanal y con medios regionales como el semanario Zeta y el periódico Frontera.

En relación a sus libros publicados, el Diccionario Enciclopédico de Baja California detalla que se ha centrado en gran parte sobre Baja California, como en la obra periodística "Pretexta", en la que narra los procesos de la historia regional, además en los libros "Todo lo de las focas" y "Tijuanenses", donde retrata las atmósferas de las ciudades fronterizas a partir de la Ley Seca en la década de 1930.

Otros de los trabajos que tienen presente la península bajacaliforniana, con estampas de la vida familiar, migración, el poder y el crimen, son la novela "Transpeninsular", "Máscara negra" y "Clave morse".

"La noción de frontera se expresa con nitidez en multitud de escritos: los modos de vida, procesos culturales, la saga del turismo, el narcotráfico como emblema depredador, el periodismo acosado", se ha escrito sobre su obra.

Entre los reconocimientos que ha recibido están el Premio Nacional de Novela INBA Colima y la beca Guggenheim. Además, ha sido nombrado ciudadano distinguido por parte del XV Ayuntamiento de Tijuana, Creador Emérito por el Instituto de Cultura de Baja California (ICBC) y miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Otras de sus obras son "La memoria de Sciascia", "Periodismo escrito", "Post scriptum triste", "Infame turba" y "La invención del poder".