Familiar y comunitario, Patio Teatral Aída: Galván Rodríguez

Participa en la presentación del texto "El soñador" mediante el cual Fortunato Díaz hace que el sitio relate en primera persona su nacimiento hace 16 años

Puebla

El Patio Teatral Aída, es antes que otra cosa, un teatro familiar, afirma el dramaturgo Felipe Galván Rodríguez, quien hoy por la tarde participa en la presentación y re-presentación del texto "El soñador" mediante el cual Fortunato Díaz, fundador del lugar ubicado en la Calle Mitla número 17, en la Colonia Nueva Antequera, hace que el sitio "relate" en primera persona su "nacimiento" hace 16 años, justo como parte de la semana cultural organizada para celebrar el hecho, lo cual mostrará en escena el entrevistado.

Galván Rodríguez, quien casi todos los años ha estado en los festejos del teatro Aída, explicó que tan familiar es el sitio "que uno de los hijos de Fortunato ha sido actor en casi todos los montajes ahí presentados; sus nietas y nietos han pasado ahí por actividades escénicas... En ese esquema obviamente familiar, Fortunato Díaz es actor, es director, a veces hasta dramaturgo y siempre, siempre, siempre, productor".

El también director de teatro, con un trabajo de más de 30 años en Puebla, reconoció del Patio Teatral Aída el hecho de haber sido durante estos 16 años de vida "un centro comunitario que ha dado cobijo a creadores libres que andan pululando sin lugar específico y de pronto se asientan ahí, como Celia Tobón, quien también se presentará hoy en la tarde; ahora los Bojiganga de Atlixco y gente que le pedía el lugar para ensayar permanentemente. Pero también ha sido lugar de experimentación de creadores que rebasan su lugar para ir allá, como los de Tetiem".