Falta difundir la riqueza paleontológica de Nuevo León

Vallecillo es reconocido a nivel internacional por ser un importante banco de fósiles de peces y reptiles marinos, algunos con una antigüedad de 90 millones de años.
Aramberri ha aportado restos.
Aramberri ha aportado restos. (Rosario Cerda)

Monterrey

La riqueza paleontológica de Nuevo León, y en general del noreste de México, está reconocida a nivel internacional, sin embargo hacen falta mayores esfuerzos por difundir la importancia del patrimonio en la región.

En este sentido, en el estado destacan dos zonas en particular: las canteras de Vallecillo y la zona serrana de los municipios de Galeana, Iturbide y Aramberri.

Para el paleontólogo Víctor Peña Ponce, de la Universidad Humanista de las Américas (UHA), la calidad de los fósiles recuperados de estas dos zonas de Nuevo León está reconocida a nivel internacional.

De estos sitios se han rescatado fósiles de peces, moluscos y reptiles marinos con millones de años de antigüedad, los cuales son objeto de estudio por investigadores de Estados Unidos y Europa.

“En todo el mundo ya conoce lo importante que son estas dos comunidades de Nuevo León pero ahora queremos que sepan, en Nuevo León, la calidad del patrimonio”, refirió Peña Ponce.

Vallecillo, ubicado al norte del estado, es reconocido a nivel internacional por ser un importante banco de fósiles de peces y reptiles marinos, algunos con una antigüedad de 90 millones de años.

Por su parte la zona montañosa del sur de Nuevo León (Galeana, Iturbide, Aramberri y Zaragoza) cuenta con una riqueza similar aunque fue gracias al descubrimiento de un pliosaurio, conocido como “Monstruo de Aramberri”, que le dio fama internacional.

“Muchos de los artículos científicos elaborados sobre los especímenes encontrados en nuestra región están bajo la autoría de investigadores alemanes, suecos o norteamericanos, pero hay muy pocos hechos en el país”, apuntó.

Como parte de la exposición Extinción. El universo de la paleontología en el noreste, la UHA aportará una serie de piezas –entre réplicas y originales- para dar contexto de la riqueza patrimonial de Nuevo León.